El Ejército ingenuo pensó que con una llamada de Ovidio Guzmán se iba a parar la balacera; «ya paren todo, ya me entregué». ¡Todo dependía del Mayo!

Ovidio
Momento de la captura de Ovidio en operativo de Culiacán, Sinaloa FOTO: WEB

En la conferencia mañanera del presidente López Obrador, el secretario de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval, mostró un video donde se aprecia la captura de Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán en ese fatídico 17 de octubre de 2019. En el video se ve cómo Ovidio sale de su domicilio a un garaje enorme donde lo esperan armados elementos del Ejército. Afuera se escuchan las balaceras de la gente del Cártel de Sinaloa, quienes muy rápido se enteraron del operativo para atrapar a Ovidio.

De manera muy inocente, los soldados le piden a Ovidio Guzmán que haga una llamada para que paren todo. Ovidio toma el celular y hace la llamada: «Ya paren todo oiga, ya paren todo, ya me entregué, ya tranquilos; ya ni modo». Fue una tremenda ingenuidad pensar que parar la balacera y la toma de Culiacán era cosa de Ovidio.

Lo que no sabían era que Ismael el Mayo Zambada ya había dado la orden de desplegar a todo un ejército de sicarios en toda la ciudad de Culiacán. Así llegó un ejército mejor armado que el mexicano que bloqueó las entradas de la ciudad, tomó como rehenes a los familiares de los militares, incendió camiones y autos, e hizo disparos por las calles para meter miedo. Como ven, parar todo no dependía de Ovidio, sino del Mayo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.