La democracia del SNTE, una deuda pendiente con el magisterio

SNTE
Alfonso Cepeda Salas FOTO: WEB

No hay que irse con la finta de que México ya es democrático con la victoria de Andrés Manuel López Obrador. Para que nuestro país se consolide democráticamente, todas las diferentes instancias y organizaciones deben aprender a ser democráticas. Comenzado por sus sindicatos y por los propios partidos políticos. Como muestra, ahí están los procesos internos de Morena para reelegir a su presidente, éstos han dejado mucho que desear. En varios estados del país sus asambleas tuvieron que suspenderse por brotes de violencia entre los mismos correligionarios.

En otro contexto, en el ámbito sindical falta ver cómo se llevará el proceso de renovación en Pemex y esperar la convocatoria de renovación del sindicato de maestros más grande de América Latina. En este último hay mucho interés por conocer cómo se llevarán a cabo la elección del nuevo representante. Se espera que haya cambios en la legislación del INE, para que éste pueda servir como árbitro y garante de legalidad.

Y es que no resultará nada fácil organizar estas elecciones magisteriales; dentro de los maestros existen grupos antagónicos, como son la CNTE, MXM y el grupo institucional vigente que cierra filas con Alfonso Cepeda. Los dos primeros buscarán dirigir el destino más de un millón setecientos mil maestros y un numeroso grupo de jubilados.

Desde luego que los últimos buscarán seguir en el poder, muy a pesar de que cargan el descrédito por haber traicionado a los maestros. Así que mientras no haya elecciones libres en los sindicatos, México no podrá ser verdaderamente democrático.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.