Los 18 meses de Juan Antonio Nemi

Juan
Los 18 meses de Juan Antonio Nemi FOTO: WEB
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / Navegando en los portales de transparencia y portales informativos, me topé con el trabajo que realizó Juan Antonio Nemi Dib al frente de la Secretaría de Salud de Veracruz, dependencia en la que estuvo del 13 de marzo del 2013, al 2 de octubre del 2014. Es decir, 18 meses.

En ese lapso de tiempo logró lo que hasta ahora no ha logrado ninguno de sus sucesores. Van los datos duros: Se redujo el dengue a su mínima expresión y hubo cero casos de Sika y Chikunguña; bajó exponencialmente la razón de muerte materna, bajó casi a cero el diferimiento quirúrgico y Veracruz tuvo la tasa más baja de defunciones por influenza y otras patologías transmisibles.

Por primera vez en más de 20 años la entidad alcanzó el 97 por ciento de cobertura en la vacunación universal, bajó 28 por ciento el costo de operación de la Secretaría, fue creada la Dirección de Salud Ambiental (la primera en el país), así como el Instituto de Formación y Capacitación para la Salud y tres Jurisdicciones Sanitarias.

En los 18 meses de Nemi la Secretaría de Salud tuvo cero impugnaciones a licitaciones y concursos, y se logró un abasto certificado de más de 92 por ciento de fármacos y material de curación en las más de mil unidades aplicativas de la SESVER.

Además, disminuyó significativamente el número de infecciones nosocomiales; se aumentaron en 650 por ciento las cirugías programadas en fin de semana; se rehabilitaron y equiparon más de 50 quirófanos; se compraron más de cien ambulancias básicas y de terapia intensiva equipadas, esto aunado a la adquisición de camiones y tráilers para distribuir los medicamentos.

Se reconstruyó el área de perinatología del Centro de Especialidades Médicas; se fabricaron y equiparon totalmente diez clínicas móviles. Seis de cada diez contratos vigentes fueron renegociados y se bajó su importe. Se compraron decenas de equipos de anestesia, endoscopía y laparoscopía, laboratorio, imagen y tratamiento. Además de equipos de cuarta generación para oncología.

Esos 18 meses alcanzaron para que se creara el Servicio de Oncopediatría en Coatzacoalcos. Y por primera vez en la historia, se capacitaron en un año a más de 14 mil trabajadores de todas las áreas de SESVER y se basificó al mayor número de trabajadores hasta entonces.

El programa “Salud para todos los veracruzanos” fue referente a nivel nacional y reconocido por la OPS-OMS. Todo esto a pesar de que la SEFIPLAN retuvo 8 mil 800 millones de pesos que habían sido destinados a la salud de los veracruzanos.

Si hizo tan buen trabajo ¿por qué se fue Juan Antonio?

No se fue; lo obligaron a renunciar.

Su interés por sanear la dependencia lo llevó a presentar más de 300 denuncias penales y administrativas por delitos graves de servidores públicos. Y quizá sin dimensionar en la que se metía, se echó encima a los alacranes.

Los sindicatos respondieron con intrigas y una campaña de agresiones periodísticas en las que lo acusaron de todo y sin pruebas.

Al final ganaron los sindicatos y Nemi se tuvo que ir.

Año y medio después llegó a la gubernatura Miguel Ángel Yunes Linares y la emprendió contra el ex funcionario al que persiguió hasta alcanzarlo y encarcelarlo. Juan Antonio fue acusado por delitos que presuntamente se cometieron en la Secretaría de Salud en febrero del 2013, cuando como digo líneas arriba, llegó a esa dependencia el 13 de marzo de ese año.

Pero al margen de su injusto encarcelamiento, su paso por la SESVER dejó huella porque se salvaron muchas vidas, se trató con respeto, humanidad y dignidad a los pacientes y a sus familiares, pero también al personal y a todos los sindicatos y sus dirigentes.

Los hechos hablan y quedan para la historia. Y eso, ni los más enconados enemigos de Juan Antonio Nemi lo pueden negar y mucho menos desvirtuar.

Inaugura Edel Álvarez encuentro del PJ con estudiantes de derecho

Al señalar que la profesión de abogado “demanda entrega, profesionalismo y sensibilidad para entender y resolver los casos, y una mente abierta para adaptar el derecho a la dinámica de los cambios históricos de la sociedad”, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña, inauguró este jueves el Primer Encuentro del Poder Judicial con estudiantes de derecho del Estado de Veracruz.

En presencia de Magistradas, Magistrados, jueces, rectores de instituciones de educación superior, académicos, investigadores y cientos de jóvenes universitarios de la carrera de derecho, Álvarez Peña dijo que “actividades como ésta constituyen un importante ejercicio que acerca al Poder Judicial del Estado con la sociedad civil y, de manera especial con quienes, en el corto y mediano plazo, ejercerán la noble misión de la abogacía”.

Se trata, dijo, que quienes están estudiando el derecho en las aulas universitarias, confronten la doctrina con la práctica viva en que ésta se pone a prueba, plantea retos y abre la posibilidad del enriquecimiento teórico: “Al término de los trabajos que hoy inician, lleven consigo una perspectiva más clara de cuáles son las condiciones de diversa índole que privan en la impartición de justicia de nuestro estado, y qué puede y debe hacerse para avanzar en el camino que nos permita dar respuestas más adecuadas a las exigencias planteadas por nuestra sociedad, en esta materia”, destacó.

Durante la primera jornada de estos trabajos, se llevaron a cabo las conferencias y mesas de diálogo: “El Poder Judicial desde adentro”; “El juzgado digital como instrumento para el derecho familiar en Veracruz”; “El papel de los Centros de Convivencia Familiar Asistida (CECOFAM) a la luz del interés superior del menor” y “Prospectivas de la oralidad en el derecho procesal familiar en Veracruz

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.