2 de octubre, una excusa para destruir, vandalizar, reclamar; para dejar salir la ira y el reproche. Si va a seguir así, mejor «2 de octubre, sí se olvida»

Pues a los encapuchados de la marcha del 2 de octubre no les importó la advertencia del presidente López Obrador de acusarlos con su mamá, para que ellas les jalaran las orejas y les dieran de zapes. Una vez que los manifestantes de la marcha se acercaron al Zócalo de la Ciudad de México, justo en las calles 5 de mayo y Eje central, empezaron a vandalizar, rompiendo cristales, haciendo pintas no sólo a los edificios, negocios, sino también a los mismos manifestantes que marchaban de forma pacífica.

Luego vinieron los cohetones y petardos, y como la sanción era acusarlos con su mamá, los policías no hicieron nada, sólo miraron, se replegaron o incluso tuvieron que dejar que los encapuchados pintaran sus escudos. El famoso Cinturón de Paz que iba a formarse para evitar actos vandálicos, mejor se retiró ante el temor de ser agredidos por los encapuchados que hicieron lo que saben hacer muy bien, destrozar, atemorizar, agredir.

Al parecer, el espíritu de la conmemoración de la Matanza de Tlatelolco del 2 de octubre se ha perdido. Ya no se trata de recordar a los caídos ni de rendir un homenaje a los que murieron buscando con sus protestas un México libre. El 2 de octubre se ha convertido en una excusa para destruir, para vandalizar, para reclamar, para dejar salir la ira y el reproche. Si así van a seguir siendo en adelante las conmemoraciones del 2 de octubre, mejor que se olvide.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Éste es uno de los artículos más estúpidos que he leído en éste medio, el articulista se desgarra las vestiduras por los destrozos, por vandalizar y el colmo por ¡RECLAMAR! los asesinatos de estudiantes del 2 de octubre, de los de Ayotzinapa, Aguas Blancas, Atenco, Guardería ABC, Tlataya, etc,. como si reclamar fuera un crimen, vaya idiotez apostarle al olvido de los asesinatos de tantos mexicanos por el costo de los destrozos, que en ese olvido en el que se regodea con seguridad es también de los que le apuestan al olvido de las condonaciones a tantos rateros… Éste articulista muestra su verdadera calaña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.