La última traición de Lorenzo Portilla; acusa a Yunes de daño patrimonial por 4 mil 500 millones y huye el muy cobarde fuera del país

Portilla
Lorenzo Antonio Portilla FOTO:PATTY BARRADAS/FOTOVER
- en Avenida Principal, Carrusel

Apenas se dio cuenta que el Congreso de Veracruz no le daría la oportunidad de reelegirse en el Orfis, Lorenzo Portilla lleva a cabo su última traición. Así, de la nada, aparecieron las auditorías a varias dependencias del gobierno de Yunes Linares. De acuerdo con lo declarado por Lorenzo Portilla, son cuatro mil 500 millones de pesos de daño patrimonial durante el último año de la administración pasada. Suelta la bomba prefabricada a unos días de abandonar el Orfis y con la promesa de que se lo lleven lejos de Veracruz, donde los enemigos que hizo no lo alcancen; aparte de extorsionado resultó ser un cobarde.

Informes que nos han llegado señalan que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el moral y ético, se llevará a este extorsionador profesional, encubridor de grandes desfalcos, a un consulado fuera del país. Es lo único que le pueden ofrecer, porque su calidad moral quedó tan baja que ni en la Contraloría tuvo cabida, y miren que la Contraloría ha tenido pillos de la calaña del “Burro” Iván López Fernández que también se quedó como novia de rancho, “vestida y alborotada”.

Así es que Portilla, disfruta sus últimos días como auditor de Veracruz, amagado por el propio gobierno para que acuse a diestra y siniestra sin importar las consecuencias. Así como el gobierno actual maneja a Lorenzo Portilla, así quiere manejar al próximo auditor, o auditora, usarlo para sus sucios fines políticos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.