El recuento de daños en casas de familias xalapeñas por avalancha de lodo provocadas por las lluvias

Daños
José, abraza a Ana Lilia. Le da fortaleza y le dice que todo va a estar bien. Están dentro de su casa. Las paredes de block están partidas. La señora llora la pérdida, pues son siete años de trabajo constante que están prácticamente desmoronados FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. José, abraza a Ana Lilia. Le da fortaleza y le dice que todo va a estar bien. Están dentro de su casa. Las paredes de block están partidas. La señora llora la pérdida, pues son siete años de trabajo constante que están prácticamente desmoronados.

Viven en la calle “Ignacio Allende” de la colonia “El Diamante”, al Oeste de la ciudad de Xalapa. Ahí, la tarde del domingo 08 de septiembre (2019), las lluvias reblandecieron la tierra.

Comenzó a formarse una grieta y sobrevino el peligro. Las toneladas de tierra cayeron sobre las dos viviendas. La más cercana era una construida con tablas y láminas de cartón. En ella vivía la familia de Ana Lilia Perea.

La segunda, una pequeña casa en construcción, también recibió el impacto, entonces sus paredes se fracturaron y en uno de los cuartos derribó pedazos de block. Los muros, ahora están frágiles y el riesgo incrementa.

La avalancha de lodo entró a las propiedades. Las pertenencias están esparcidas entre los escombros. Un tucán de peluche y un oso (Winnie Poo) está entre el lodacero. Los libros de texto gratuito, platos, vasos, colchones también quedaron inservibles.

La señora Ana Lilia, durante la entrevista llora las pérdidas de su familia y pide el apoyo de las autoridades estatales y municipales pues ahora no tienen en dónde vivir. Las casas están prácticamente con pérdida total.

«Queremos que nos apoyen porque nos quedamos sin nada, no podemos hacer nada. No tenemos dinero, no tenemos a dónde ir. La verdad le pido a las personas que nos apoyen y ayuden para que tengamos dónde vivir».

Cuando la tierra cayó, estaban la abuela y su nieta de tres años de edad. Ambas quedaron entre los escombros, sólo lesiones leves, cuenta José de Jesús Lozano, esposo de Ana Lilia.

Él, un poco tranquilo narró que eran casi las 04:00 de la tarde cuando ocurrió la desgracia, pero lamenta que esto aún no termine, pues de acuerdo con el dictamen que le dio personal de Protección Civil, es que es urgente que desalojen la propiedad.

Ya que una grieta de varios metros lineales atraviesa desde la parte más alta del cerro y amenaza con deslizar más tierra. La familia está consciente de los riesgos, pero también de la pérdida de la casa.

José de Jesús es empleado de una herrería «y mi salario no da para mucho», cuenta mientras recorre el terreno que compró junto con su esposa en el año de 2012. Ahora mira parte del cerro recargado en los muros fracturados.

Esta colonia está en la periferia de la capital veracruzana, donde han ocurrido desgracias como en la colonia Luis Donaldo Colosio que en junio 2017, el derrumbe cobró la vida de dos personas.

Y en agosto de 2016, las lluvias que dejó a su paso el huracán “Earl” provocó que una parte del cerro de la colonia Dolores Hidalgo, se derrumbara. Tapó dos viviendas y cubrió en su totalidad al preescolar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.