Mujer hace público video donde muestra cómo dio a luz dentro de su celda en cárcel de Estados Unidos

Celda
En julio del año pasado, Diana Sánchez dio a luz en su celda en la cárcel ubicada en el condado de Denver, Estados Unidos. Durante horas estuvo en labores de parto sola en su celda, sin ninguna supervisión ni tratamiento médico FOTO: WEB

En julio del año pasado, Diana Sánchez dio a luz en su celda en la cárcel ubicada en el condado de Denver, Estados Unidos. Durante horas estuvo en labores de parto sola en su celda, sin ninguna supervisión ni tratamiento médico. Este miércoles, la mujer de 26 años presentó una demanda federal en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Colorado contra la ciudad y el condado de Denver, el Centro Médico de Salud de Denver y seis individuos. En la demanda se menciona que, en lugar de «garantizar que Sánchez pudiera dar a luz en un entorno médico seguro y limpio», los enfermeros y los ayudantes del sheriff «cruelmente hicieron que realizara sola el parto durante horas, y finalmente que diera a luz en una celda sucia sin ningún tipo de atención médica», obligándola a sufrir una «experiencia horrible».

La reclusa, que ingresó en la cárcel por un delito de usurpación de identidad estando embarazada de más de ocho meses, pidió ayuda y comunicó que tenía contracciones la mañana del día de los hechos, pero la dejaron sola durante las varias horas que duró el parto. De acuerdo con la demanda, poco después de una hora, en que la “fuente”, le reventó, Sánchez comenzó a gritar pidiendo ayuda. Un agente llegó a la celda y vio que la mujer «sufría claramente un dolor insoportable», y la ignoró.

Cuando un enfermero fue informado de la situación, supuestamente respondió que ya estaba programado que la mujer fuera trasladada al hospital, por lo que no necesitaba atención médica. Un video de vigilancia captó las imágenes de la cara de Sánchez contrayéndose de dolor cuando comienza a dar a luz. «Ese dolor fue indescriptible, y lo que más me duele es el hecho de que a nadie le importaba», confesó la mujer el año pasado. Momentos después, un enfermero entró a la celda para recoger al bebé. «Pusieron en riesgo la vida de mi hijo. Cuando llegué al hospital, dijeron que pude haber muerto desangrada».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.