Música, baile y alegría en Las Tardes de Xallitic

Xallitic
Música, baile y alegría en Las Tardes de Xallitic FOTO: WEB
- en Carrusel, Cultura, Estatales

Xalapa, Ver. Las Tardes de Xallitic es un programa que genera un espacio donde, los jueves de cada semana, un grupo musical desborda de alegría la explanada de este barrio, congregando a cientos de personas para festejar –durante dos o tres horas– en un lugar público que ha sido apropiado para convertir este evento en una tradición que ya cumple 19 años.[1]

Xallitic es uno de los barrios más emblemáticos de Veracruz cuya formación data de la época prehispánica, y este tipo de eventos reflejan el espíritu alegre de la gente que lo habita.

Para este evento, es casi obligatorio para los asistentes que lleguen bien peinados y luciendo sus atuendos más elegantes, como lo han hecho a lo largo de los años las personas que se dan cita en esta plaza para bailar, a partir de las 6 de la tarde”, afirma el promotor de la Subdirección de Cultura, Sebastián Sánchez Garrido.

El promotor comenta que en algunas fechas especiales como el Día de la Madre o del Padre la congregación ha llegado a ser de hasta 600 personas, pues ni siquiera las condiciones climatológicas pueden detener la realización de las famosas Tardes de Xallitic.

Mary es una de las asistentes más asiduas del evento. Ella opina que estas “tardeadas” representan la oportunidad perfecta para convivir con otras personas, poder conocerlas y distraerse de las labores cotidianas. “Este evento sirve para que las personas adultas mayores que ya sufren de algunos dolores en el cuerpo pueda relajarse y sentirse un poco mejor”, comentó.

Después de las explosivas controversias por los recortes de presupuesto al sector Cultura que se dieron a finales del año pasado, es importante ver que algunas manifestaciones culturales todavía tienen vigencia, congregan a mucha gente y reflejan las tradiciones y alegría del pueblo.

La música como herramienta para la interculturalidad

La interculturalidad se puede trabajar con la música a través de todos sus elementos, como la canción, la danza, el ritmo y los instrumentos. Involucrar la música en ambientes interculturales genera un aprendizaje de perspectivas inclusivas, favoreciendo un clima de paz y potenciando conductas antirracistas, tolerantes y respetuosas.

En palabras de María Dolores Guzmán:

“La interculturalidad promueve relaciones de igualdad, de respeto, de cooperación entre personas procedentes de culturas diferentes, mediante la enseñanza y aprendizaje de valores, habilidades, normas, actitudes, conocimientos. Se apoya en la convivencia y en la interacción entre todos los grupos culturales en condiciones de igualdad y tolerancia”.

Queda claro que el arte musical en el ámbito de las actividades interculturales es una herramienta que fortalece los lazos entre las personas. Asimismo, la música tiene un efecto positivo en la salud física y mental de las personas. Diferentes estudios han demostrado que las melodías afectan positivamente a la secreción de dopamina, neurotransmisor que se relaciona con el placer.

Además, expertos afirman que la música activa diferentes áreas del cerebro. La Universidad de Florida realizó un estudio en el que asegura que esta composición de notas y letras logra activar más partes del organismo que cualquier otro estímulo.

¿Cómo se da este proceso? La música está constituida con diferentes partes: tonalidad, ritmo, letras y conjunto de vibraciones. La tonalidad trabaja el córtex prefrontal, cerebelo y el lóbulo temporal. Las letras estimulan el área de Wernicke, el área de Broca, el córtex visual y el córtex motor. Los córtex frontal y parietal izquierdo, así como el cerebelo derecho son afectados por el ritmo.

De la misma forma, el conjunto de vibraciones es capaz de cambiar la velocidad de las ondas cerebrales. Esto se debe al movimiento de los beats por minuto -un pulso de 60 beats mejora el estado de alerta y bienestar general. Es decir, la rapidez y potencia de la música también influye en nuestra salud, es así que para eventos como herramienta de socialización es importante contar con altavoces potentes. Ahora bien, si estos eventos se realizan en exteriores y el objetivo es acaparar la atención receptiva de la mayor cantidad de personas, existen aparatos como los amplificadores. Los amplificadores de audio alcanzan hasta 1500W de potencia, lo cual permite cubrir espacios extensos.

Por otra parte, cuando la música cumple una función medicinal, o incluso en el marketing, no se recomienda utilizar sonidos potentes y acelerados, ya que esto altera la presión sanguínea de la persona. Asimismo, cabe recalcar que, la exposición frecuente a sonidos de más de 100 decibelios durante más de 60 segundos podría causar pérdida auditiva permanente.

 

Fuente: https://veracruz.mx/atractivo.php?idnota=1027

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.