En Houston, la imprudencia de un adulto, al dejar manejar un auto a una menor, causó la muerte de un hombre de 47 años y de su mascota

Houston
Tomas Mejía Tol, fue acusado el viernes 16 de agosto, por homicidio negligente FOTO: WEB

Un estadounidense de nombre Tomas Mejía Tol, fue acusado el viernes 16 de agosto por homicidio negligente y de poner en peligro a niños, esto por permitir conducir un automóvil todoterreno a su hija de 12 años, lo cual resultó en un accidente fatal. La tragedia ocurrió un día antes en el estacionamiento de un complejo de apartamentos en la ciudad de Houston, Texas. Intentando salir del aparcamiento, la niña apretó el pedal del acelerador y arrolló a Enrique Vázquez, de 47 años, que estaba paseando a sus perros; después de arrollar al hombre, el automóvil acabó impactándose contra un árbol.

Al llegar al lugar los paramédicos declararon el fallecimiento del hombre y una de sus mascotas. Elementos de la policía de Houston se desplazaron al lugar de los hechos y encontraron en el asiento trasero del vehículo a otro pequeño de dos años cuya vida también fue puesta en peligro, por lo que el padre fue arrestado y encarcelado bajo una fianza de dos mil dólares.

«No se puede permitir que un niño conduzca en un lugar poblado. Si va a enseñarle a un joven a conducir, váyase […] a un sitio donde no tenga la posibilidad de quitarle la vida a nadie», comentó Sean Teare, jefe de la División de Delitos Vehiculares de la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Harris. Cabe señalar que el hoy occiso, Enrique Vázquez, es originario de México, y se encontraba en Estados Unidos trabajando para pagar un tratamiento de su madre, que vivía en su país natal.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.