A Leslie Mónica Garibo Puga le preocupa más su maquillaje que la prensa veracruzana

Leslie
Leslie Mónica Garibo Puga FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER

Leslie Mónica Garibo Puga no quiere hablar con la prensa; su postura y actitud así lo demuestra. Sus mentiras la han alcanzado, sus investigaciones la echaron de cabeza, no supo cubrir las mentiras de su patrón y ahora es ella la que tiene que cargar con el muerto y cosechar lo que sembró. Ella sabe que le mintió a los veracruzanos, sabe que el presidente ha cambiado su actitud ante el gobernador, al que no bajaba de honesto y de una bendición para los veracruzanos.

Hoy, la contralora General del Estado es una funcionaria que huye de la prensa, no sabe justificar la presencia de Eleazar Guerrero, familiar del gobernador, ni tampoco sabe explicar su presencia en un puesto que desde el inicio de la administración morenista, le ha venido grande.

Su presencia y huida de los reporteros en el Congreso del Estado quedó como evidencia de lo poco que le importa la prensa a una funcionaria que está más preocupada por su maquillaje, que por atender a los reporteros. Así que la explicación, o seguramente la justificación de la presencia de Miguel Ángel Vega García, excontralor de Rosario Robles en las filas del gabinete jarocho, será para otra ocasión. Total, la prensa jarocha puede esperar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.