Sí hubo “Estafa Maestra”, acusa Juan Manuel del Portal, ella lo sabía; Miguel Ángel Vega García contralor de la Robles, es el Anticorrupción de Veracruz

Robles
Miguel Ángel Vega García y Rosario Robles Berlanga FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / El extitular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal, ha declarado que dio aviso hasta en cinco ocasiones de las anomalías y desvíos de recursos por parte de las dependencias en la que fuera titular Rosario Robles. Dos veces de manera directa se reunión con ella, pero lo que es más determinante, Juan Manuel Portal oficializó con documentos esas anomalías y desvíos. Rosario Robles no hizo nada. Ella dice que habló por la “línea roja” con el presidente Peña Nieto sobre el tema, pero no oficializó nada, no hay documentos donde ella informe sobre esos desvíos, los cuales ni siquiera reconoce. No obstante, dice que cuando dejó Sedesol para pasar a Sedatu, durante la entrega recepción, entregó los informes de la ASF a José Antonio Meade; sólo eso, pero ella no hizo nada. Y lo que es peor, una vez que dejó Sedesol y pasó a Sedatu, las anomalías se repitieron en esa dependencia, y Rosario Robles siguió sin hacer nada. En Sedesol por cierto, inició una investigación sobre algunas anomalías, pero su contralor, que era Miguel Ángel Vega García, ahora en la Contraloría de Veracruz, exoneró a todos los implicados. Por cierto, Vega García es en Veracruz director general de Transparencia, Anticorrupción y Función Pública; así como lo oye usted.

Cuitláhuac García, convidado de piedra; en la reunión de la Conago sobre Seguridad, hasta el rincón. Nada más le faltaron las orejas de burro

Dicen por ahí que una imagen dice más que mil palabras. A veces no se requiere de un gran discurso o de un argumento poderoso, con sólo ver una imagen entendemos lo que sucede o sucedió. Hace unos días se llevaron a cabo reuniones de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con el Fiscal Gertz Manero y con el encargado de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. La reunión se da en el contexto de un estallido de violencia de fin de semana. En Michoacán aparecieron colgados varios cuerpos y en Veracruz varios cuerpos embolsados aparecieron en dos localidades distintas. El mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador tuvo que admitir que en Veracruz la incidencia delictiva no iba a la baja, sino al contrario; tapándole con ello la boca al hocicón que dijo que en Veracruz no había inseguridad. Pues con esa carta de presentación llegó Cuitláhuac García a la reunión de la Conago, con Gertz Manero y con Alfonso Durazo. Poco tenía que aportar el gobernador de Veracruz en los temas de procuración de justicia y de seguridad, y por eso nada aportó; mejor que guardara silencio, ya sabe usted que su habla no está conectada con su cerebro. La presencia de Cuitláhuac García fue tan irrelevante en esas reuniones que se refleja en la fotografía oficial del secretario de Seguridad Pública con los miembros de la Conago. Hasta el rincón mandaron al Cuic, como a esos niños que no hicieron la tarea, como a esos niños que si no entran a clases, nadie los extraña; nada más le faltaron las orejas de burro.

Rosario Robles, para solventar señalamiento de la ASF, mandaba cajas llenas de basura; Juan Manuel del Portal

Quien fuera titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el gobierno de Peña Nieto, Juan Manuel del Portal, se ha convertido en uno de los acusadores de Rosario Robles. Juan Manuel del Portal dejó muy en claro que la entonces secretaria de Sedesol estuvo enterada de las anomalías y desfalcos en la dependencia que encabezaba. Rosario Robles ante ello no ha podido negar frente a un juez que dichas anomalías no existieran, sin embargo, engallada (“tomar el toro por los cuernos”) quiso demostrar su inocencia ante ese juez, de la misma manera como quiso solventar los señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación, con pura basura. Señala Juan Manuel del Portal que Rosario Robles, pretendiendo solventar los contratos irregulares a universidades y a empresas fantasma, mandó 60 cajas llenas de basura, copias, fotografías de eventos, que no correspondían a los gastos que se referían los señalamientos. Con basura quiso solventar Rosario Robles, igual que lo quiso hacer Javier Duarte cuando se presentaba en la oficina del auditor con un portafolio lleno de documentos en blanco. No tiene salida Rosario Robles y el único que podría salvarla es el presidente López Obrador, quien una vez la calificó como un chivo expiatorio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.