¡No hay de otra!, el SNTE requiere renovar sus viejos estatutos para dar paso a la democratización

SNTE
Estatutos del SNTE FOTO: WEB

Después de la aplicación de la Reforma Educativa, que metió a fuerza el gobierno anterior, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) quedó en la orfandad institucional. Sus dirigentes cometieron el error de depositar toda su confianza y todo el apoyo al candidato oficialista. Con la victoria de un presidente identificado con la izquierda y de la salida de los gobiernos paternalistas, como fue el PRI y el PAN en los últimos seis años, el SNTE ha padecido de un liderazgo genuino y fuerte. La caída de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto y la aprobación de la nueva Ley Laboral, ha dejado muy mal parado al SNTE.

Si sus actuales dirigentes no leen los tiempos con agudeza y no llegan a comprender que ya existe una nueva forma de hacer política, se quedarán rezagados. Y tenga por seguro que nuevamente serán rebasados por las bases trabajadoras. Es necesario, que el SNTE, sobre todo sus dirigentes, quienes han demostrado poca sensibilidad política, reconozcan que el gigante magisterial requiere una cirugía mayor, misma que implicaría renovar sus propios estatutos, darle paso a métodos de elección democrática, donde predomine la libre participación.

Si los actuales líderes retardan la apertura democrática, las consecuencias se reflejarán en el propio SNTE, se perderá más fuerza y será una tarea titánica poder rescatar la poca credibilidad que tiene el sindicato. Es cierto que el actual comité dejó perder conquistas sindicales importantes, sin embargo, no todo está perdido, si en este momento existiera estatura política y voluntad, seguramente se podría avanzar en el rescate y redignificación del sindicato más poderos de América latina.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.