Familia Spinoso Carrera, ayer amenazas y secuestros, hoy se dicen víctimas de allanamiento; no llegó Édgar Spinoso a amenazar ni a secuestrar

Dice Dionicio Pinzón en el final de la película El gallo de oro: «Como la rueda de la fortuna es la vida, a veces estamos abajo, a veces estamos arriba». Esto aplica a la familia del exdiputado Édgar Spinoso Carrera, quien hace unas semanas amenazaba de muerte a un ingeniero encargado de obra, amenazó incluso con matar a su “puta” familia y después acudió a las oficinas de los ingenieros para “privarlos de su libertad”. Entonces Édgar estaba en la parte alta de la rueda de la fortuna. Pero la rueda giró y ahora se dicen víctimas.

Y es que policías de Seguridad Pública, acompañados de la Guardia Nacional, acudieron este jueves al rancho San Cayetano, propiedad de la familia Spinoso Carrera, para continuar con los trabajos de la autopista Cardel-Poza Rica. En unos videos que grabara la familia para el público, el abogado Armando Vallejo Peralta da toda una explicación señalando que es ilegal la invasión del rancho, pues ellos tienen un amparo federal que impide cualquier trabajo en esa propiedad que se encuentra en litigio.

Pues la policía ha de tener otra información, porque no hicieron caso a los alegatos del abogado que se fue a poner frente a una retroexcavadora para impedir que esta avanzara, por lo que tuvieron que tirarlo al suelo e inmovilizarlo. Algunos medios ya andan diciendo que los golpearon con “exceso de violencia”. Hacía falta que llegara Édgar Spinoso para, a su manera, poner un alto a los policías y trabajadores. Igual los amenaza y los secuestra y asunto arreglado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.