Al final le vamos a tener que pedir disculpas a Duarte y regalarle el Estadio Xalapeño y el Paseo de Los Lagos; ¡chingue su madre la Justicia en México!

Duarte
Javier Duarte de Ochoa FOTO: WEB

Es aberrante el sentido de la justicia en este país. Se saben casos de personas que se han visto obligados a robar por hambre o enfermedad y que se pasan años en la cárcel, primero esperando a que les dicten sentencia, después para cumplir esa sentencia. En cambio, Javier Duarte, el saqueador más desaforado que ha visto este país, goza de una justicia tipo la Cuarta Transformación. Duarte es tratado en el sistema penitenciario del gobierno de López Obrador como si de una celebridad se tratara. Puede hablar a los medios de comunicación que se le antoje, invitar a periodistas a comer lechón; puede incluso afirmar que está a unos meses de salir libre.

Y esto último que nos parece una burla, que se suma a la burla de su sentencia de nueve años, se va haciendo muy posible. Resulta que un tribunal federal determinó suspender la ejecución de la sentencia dictada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa. Esta decisión se toma debido a los supuestos vicios que tuvo su juicio por parte de la parte acusadora, es decir la Procuraduría General de Justicia en los tiempos de Peña Nieto.

También se suspende la multa irrisoria de 58 mil pesos que se le había impuesto, así como el decomiso de 40 inmuebles. Es decir, Javier Duarte está ganando la partida. Al final un Tribunal o un Juez va a obligar al pueblo de Veracruz a pedirle una disculpa colectiva a ese ladrón; otro juez va a donarle el Estadio Xalapeño y el Paseo de Los Lagos a Javier Duarte como compensación por las molestias que le han ocasionado. ¡Chingue su madre la Justicia en México!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.