Servicios de Salud en Veracruz, entre la indolencia y el crimen

Salud
Servicios de Salud de Veracruz FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Los Servicios de Salud en el estado de Veracruz siguen siendo pésimos. La actitud de algunos médicos o personas que atienden a los afiliados al Seguro Popular es de una insensibilidad a ratos criminal. Para los encargados del Seguro Popular los afiliados son pacientes de tercera, de esos que no tienen derecho a IMSS ni a Issste. Un lector nos relata el caso de un becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro que desde hace dos meses empezó a sentir una fatiga y falta de aire a la hora de respirar. Cuando fue a ver al doctor éste le dijo que podrían ser principios de tuberculosis, pero que no estaba seguro por lo que le mandó hacer unos estudios. El joven acudió a hacerse unos estudios, pero los resultados de los primeros tardaron más de una semana, por lo que la enfermedad se le agravó. Cuando acudió a la clínica con los resultados esos tampoco fueron concluyentes, por lo que la doctora que lo atendió le dijo que se tendría que hacer otros estudios, pero que los resultados de esos estudios tardarían mes y medio. El joven, que veía agravada su enfermedad, que ya ni salía de su casa porque incluso caminar un trecho corto le provocada mucha fatiga, y que no había recibido medicina por no saberse exactamente que padecía, le dijo entre lágrimas a la doctora que en mes y medio él ya iba a estar muerto. Algo movió en la doctora las lágrimas del joven, pues ella le dijo que podría ir a una clínica particular donde los resultados estarían en tres días; aunque el becario de Jóvenes Construyendo el Futuro tuvo que pagar 450 pesos por esos estudios. ¿Cuánta insensibilidad? ¿Cuánta falta de oficio? ¿Qué clase de seres humanos están al cuidado de nuestra salud? Ven el deterioro de una persona y eso no los sensibiliza, eso no los pone en alerta e indolentes dejan que el paciente siga en un deterioro que lo podría llevar a la muerte. Estos son los Servicios de Salud de Ramos Alor, de Cuitláhuac García, de López Obrador.

Que sí fue una deuda de 600 mil pesos por lo que mataron a Norberto Ronquillo; pero no tenía que ver con drogas

Poco a poco la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México va aclarando el caso de la muerte del joven estudiante Norberto Ronquillo, quien fuera secuestrado y asesinado el 4 de junio pasado. Ya hay cuatro detenidos, entre ellos Fernando Becerra Olvera, alias El Lagarto, que fue quien estranguló y le quitó la vida al joven. Hace unos días circuló la versión de que Norberto Ronquillo fue asesinado por una deuda de 600 mil pesos, lo qui hizo especular la posibilidad de que el joven estuviera metido en problemas con narcotraficantes; al Lagarto le encontraron al momento de su aprehensión dosis de cocaína y mariguana. Sin embargo, según las últimas indagaciones, la deuda pudo ser por una caja de ahorro o fideicomiso escolar. Uno de los investigadores declaró: “Se trató de un adeudo económico con un sujeto que hasta el momento sigue prófugo y que es el presunto autor intelectual del secuestro y tiene orden de aprehensión”. La Unidad de Inteligencia Financiera ya rastrea la cuenta de ese fideicomiso o de esa caja de ahorro, lo que podría dar con el autor material, quien ya está identificado.

Xalapa recibirá certificación “Ciudad libre de sargazo”, ah y de playas; Hipólito Rodríguez, ni la burla perdona

Ese Hipólito Rodríguez, alcalde de Xalapa, había mantenido su estulticia en estado catatónico, pero repentinamente la estulticia le despertó para declarar: “Creo que el escenario es favorable para nosotros, porque ustedes ven que los destinos tradicionales, particularmente los destinos de playa en la Riviera Maya, pues ahorita no son lugares muy atractivos por el sargazo y la gente está prefiriendo venir a lugares como el nuestro”. Por supuesto el alcalde de Xalapa no tiene ni la menor idea del caudal turístico que cada año visita las playas de Cancún; no tiene ni la menor idea de la derrama económica que el turismo deja en esas playas de la Riviera Maya. Tal vez el alcalde se asomó por la ventana de su oficina en palacio municipal y vio a unas personas en poca ropa y se los imaginó turistas internacionales, des esos que dijo Xóchitl la bailadora Arbesú, están abarrotando los centros turísticos de Veracruz. Pero no Hipólito, los encuerados que viste fueron los miembros de los 400 pueblos, los pupilos de tu amigo César del Ángel, a los que no tardas en nombrar huéspedes distinguidos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.