Ya suena el sustituto de Eleazar Guerrero; podría ser Aureliano Hernández Palacios Cardel, nieto del maestro Aureliano Hernández Palacios

Eleazar
Eleazar Guerrero y Aureliano Hernández Palacios Cardel FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / En Veracruz, el maestro Aureliano Hernández Palacios es muy bien recordado, autor de varios libros sobre educación, lengua y literatura y rector de la Universidad Veracruzana. Aureliano Hernández Palacios es padre de la maestra Esther Hernández Palacios, de Luis y Fernando. Luis, hijo del entrañable maestro, es Procurador Agrario en el gobierno de López Obrador; Fernando fue jefe delegacional de Tlalpan cuando Claudia Sheinbaum dejó el cargo para contender por el gobierno de la Ciudad de México. El hijo de Fernando es Aureliano Hernández Palacios Cardel, quien actualmente es director General de Auditoría a los Recursos Federales Transferidos “D” de la Auditoría Superior de la Federación. Por supuesto, los hijos y nietos del maestro Aureliano Hernández Palacios son gente muy querida por el presidente López Obrador y dado el trabajo eficiente y responsable que han realizado, se comenta que ya se está tomando en cuenta a Aureliano Hernández Palacios Cardel como el posible sustituto del primo hermano del gobernador, el que camina como muerto en vida, Eleazar Guerrero, quien no piensa renunciar hasta que lo renuncien, eso porque dignidad no tiene. Por supuesto el gobernador no quiere quitar a su primo del puesto, pues ya habían hecho cuentas de todo lo que podían sacar de ganancia. La llegada de una persona honesta en la subsecretaría de Finanzas le daría un poco de credibilidad a la administración de Cuitláhuac García, pero éste se resiste; aunque a una orden de López Obrador, el cambio se tendría que dar, quiera o no quiera.

Magnolia Moreno, #LadyHelicóptero. ¿Cómo pasar de empleada de Sfera a jefa de Recursos Financieros en la 4T?

Sagrario Hernández Hernández quiso ser diputada por Morena, después quiso ser secretaria de Sedecop en el gobierno de Cuitláhuac García, al final se conformó con ser la gran amiga de Éric Cisneros y de Cuitláhuac García. Pero eso sí, a ella le dieron cancha abierta en la pasada Cumbre Tajín, la peor cumbre de todas las que se han llevado a cabo. También le dieron el Costa Esmeralda Fest 2019. Sagrario Hernández es tía de Magnolia Moreno Hernández, #LadyHelicóptero, quien hasta antes del triunfo de Cuitláhuac García era emplead de la tienda Sfera, pero que desde diciembre es jefa de departamento en la Secretaría de Gobierno. ¿Cómo se pasa de empleada de tienda a un puesto de tan responsabilidad? Pues gracias al tráfico de influencias con la tía, quien ha defendido a capa y espada a Éric Cisneros, su gran amigo, que lo promociona como fan número uno tanto en su cuenta personal, como en la cuenta de su asociación civil Sagrario Contigo AC. En una ocasión, cuando el diputado Gonzalo Guízar hizo reclamos al secretario de Gobierno por las amenazas de éste a los diputados, Sagrario Hernández le escribió: «Yo …como sociedad civil les digo que esto es mentira ….una farsa ….recuerdo en campaña cuando vi al ingeniero Cisneros caminando casa por casa ….buscando el voto para un mejor futuro para los veracruzanos …usted llegó y les invité a comer …te senté a mi mesa ….te alimente te abrí las puertas de mi casa en Papantla ….puertas que jamás se volverán a abrir para ti». Esa abyección merece un premio, o varios premios, y uno de ellos fue colocar a la sobrina sin experiencia en la administración pública como jefa de Recursos Financieros de la Unidad Administrativa de la Secretaría de Gobierno.

Para morirse nada más hace falta estar vivo; “pues qué tanto es tantito”; se nos fue Armando Ramírez, Chin Chin el teporocho

A Armando Ramírez sólo lo vi una vez en persona, iba llegando a la Escuela de Escritores de la Sogem, allá por 1999, escuela de la que fui becario en ese año. Entonces mi tocayo tenía 48 años, era más alto de lo que imaginé. Antes lo vi en los programas de Ricardo Rocha, con sus crónicas de la ciudad de México; siendo que él era el cronista por antonomasia de Tepito. Ahí nació en 1951, y a los 20 años, apenas un chamaco, publicó la que sería su novela más emblemática, Chin Chin el teporocho. Una novela que se vendió como pan caliente en su época, pero que por supuesto no hizo rico al autor. Por cierto, el diseño de las primeras ediciones traía el formato de la revista de nota roja “Alarma”, con una foto del autor a sus 20 años. En 1975 el director Gabriel Retes lleva la novela al cine; por cierto, en inglés el título fue “Chin Chin the drunken bum”, nada que ver un borracho con un teporocho. Por supuesto, que su novela fuera llevada al cine tampoco hizo rico a Armando Ramírez. Vale mencionar que Tepito es un lugar mítico, un barrio bipolar donde habita gente solidaria, luchona, bondadosa y sencilla. Pero también hay gente malvada, adoradores de la santa muerte, adictos, traficantes de drogas y teporochos. De ese barrio han salido grandes boxeadores, pintores. músicos y también escritores; cronistas de nuestra realidad y de nuestra irrealidad como lo fue Armando Ramírez, quien murió este miércoles 10 de julio a la edad de 68años. Porque, como lo diría él, para morirse nada más hace falta estar vivo; pues qué tanto es tantito. Descansa en paz tocayo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.