Los 400 Pueblos manifestándose en Palacio de Gobierno, el Veracruz que todos queremos tener

Pueblos
Xalapa,Ver. Militantes del Movimiento de los 400 Pueblos que encabeza Cesar del Ángel Fuentes arribaron a esta capital para exigirle al gobernador Cuitláhuac García Jiménez ordene la realización de una investigación sobre la violación de derechos humanos cometidas por la represión y abuso de poder del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y su camorra integrada por Jorge Winckler, Rogelio Franco Castán, Jaime Téllez Marié, Enrique Pérez Rodríguez y Estrella Iglesia Gutiérrez así como los expresidentes municipales de Tihuatlán y Alamo, Gregorio Gómez Martínez y Arturo Serna Barajas, respectivamente FOTO: VÍCTOR RIVERA/FOTOVER

El movimiento de los 400 Pueblos es un engendro social creado por César del Ángel sólo para extorsionar al gobierno, a la sociedad. Su estrategia consiste en amagar al gobierno y a la ciudadanía con mostrar la desnudez de un grupo de personas que ha vivido en la miseria. Ese grupo delinque y sólo en muy pocas ocasiones las autoridades han actuado en su contra. El líder de ese movimiento vende como carne de rastro a las personas que contrata, que no son cuatrocientos pueblos, ahora ni siquiera cuatrocientas personas.

Algunos de los que se han prestado para manifestarse desnudos declararon que el líder les paga entre 200 y 300 pesos diarios; a las mujeres a veces hasta 500 por mostrar sus senos al aire. Al parecer César del Ángel, en esta Cuarta Transformación, gozará de plena impunidad. Contratados por el gobierno actual, al que le hacen el trabajo sucio en contra de Yunes Linares y del fiscal Winckler, los 400 Pueblos podrán manifestarse donde les dé la gana y pernoctar en donde les acomode.

Pero el tiempo no brinda impunidad y ahí está el líder, gastado por su propia miseria humana; reducido a un guiñapo de malestares, achaques y enfermedades. Envilecido no tardará en mostrar su decrépita desnudez que es un reflejo de lo que trae en el alma. Al parecer a César del Ángel, líder de los 400 Pueblos, sólo el rencor lo mantiene vivo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.