Cínico viene de “perro”, eso es Éric Cisneros, el colmo del cinismo; ¿por qué tanto empeño en mantener viva una mentira?

Cisneros
Xalapa, Ver. Éric Cisneros Burgos FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER

Lo hemos dicho antes, cínico viene de “perro”, y un cínico es una persona que muestra su desvergüenza o descaro en el mentir o en la defensa y práctica de actitudes reprochables. Por ello, no tenemos ningún empacho en decir que Éric Patrocino Cisneros es un cínico, un sujeto tan acostumbrado a las mentiras que cuando se demuestra una verdad irrefutable con evidencias, escupe sobre ellas. Las pruebas del nepotismo de Cuitláhuac García las tenemos a la mano, y las ponemos a disposición de quien las quiera ver, incluso a disposición del secretario de Gobierno.

Insistir en que es mentira la consanguineidad entre Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero no sólo es necedad, sino síntoma de una tara mental que inclina a las personas hacia la corrupción.

Pero todavía más grave es que el mismo secretario de Gobierno diga que tiene una prima en la Fiscalía del Estado, y que nadie le ha preguntado nada: «Nadie dice que somos familia y que somos del mismo municipio y que nuestros padres eran primos hermanos»; eso es el colmo del cinismo. Lo que deberíamos preguntarnos es: ¿Por qué tanto empeño en negar una evidente consanguineidad? ¿Qué intereses hay en mantener viva una mentira que está más muerta que la abuela Manuela Durán?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.