En Veracruz, por más que AMLO le levante la mano a Cuitláhuac, las cosas no mejoran

Cuitláhuac
Coatepec, Ver. Andrés Manuel López Obrador y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER

Otro al que López Obrador le está haciendo mucho daño con sus espaldarazos es al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García. No pierde ocasión el presidente de México para señalar la honradez y bonhomía del ingeniero que gobierna Veracruz. Esto crea grandes expectativas, es como si López Obrador estuviera puliendo demasiado un espejo. ¿Qué puede suceder? Que los veracruzanos esperan no encontrar un solo defecto en ese espejo pulido. Pero el caso es que el gobernador de Veracruz es cada vez más opaco y su ineficiencia, para los veracruzanos, no está a discusión.

Pero lo que es más grave, la realidad se impone mostrando día con día su terrible rostro cargado de asesinatos, secuestros, extorsiones. Esto sólo en el ámbito social, porque en el administrativo su gobierno sigue paralizado. Nada se ha movido, el Plan Veracruzano de Desarrollo, para empezar tardío, será como un libro de texto complicado al que nadie le interesa consultar.

Es tan ineficiente e inoperante el gobierno de Cuitláhuac García que ni siquiera ha podido cumplir su primer compromiso a favor de los familiares de desaparecidos. Veracruz sigue siendo el primer lugar en secuestros, en feminicidios y la incidencia delictiva no baja, antes bien está al alza. Ya ven cómo los espaldarazos de Superamlo no sirven para nada.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.