Norberto Ronquillo, el último adiós a la tierra que lo vio morir y su llegada a la tierra que lo vio nacer, pero que nunca más lo podrá ver

Último adiós
Norberto Ronquillo, el último adiós a la tierra que lo vio morir y su llegada a la tierra que lo vio nacer, pero que nunca más lo podrá ver FOTO: WEB

Poco más de una semana ha pasado del secuestro y posterior asesinato del joven estudiante, Norberto Ronquillo, al cual, ni el pago de su rescate ni las marchas de sus compañeros ni las súplicas de su madre fueron suficientes para salvarlo de sus verdugos. El martes 11 de junio, en la funeraria de la avenida San Jerónimo, en CDMX, sus compañeros han dado el último adiós al alumno de Mercadotécnica de la Universidad del Pedregal. El miércoles 12 de junio, la familia y la urna con las cenizas de Norberto han llegado a su tierra natal.

El pasado 11 de junio, cumpliéndose una semana del secuestro del joven Ronquillo, familiares y amigos se dieron cita en la funeraria para acompañar por última ocasión al cuerpo de Norberto y a su familia. En una conferencia de prensa realizada durante el funeral, la madre manifestó su deseo de que las autoridades pongan especial atención a todos los casos similares a los de su hijo. Mencionó que, más que justicia, desea que no vuelva a suceder lo que a ella le pasó, ni que otras madres pasen por su sufrimiento.

El pasado 12 de junio, a una semana de lo que hubiera sido la graduación del estudiante, la familia de Norberto Ronquillo arribó al aeropuerto de la ciudad de Meoqui, Chihuahua. Un tumulto de ciudadanos, en solidaridad, esperaban a la familia proveniente de la capital del país. Más tarde, familiares, amigos y demás ciudadanos vestidos de blanco formaron una valla humana desde la entrada de la ciudad hasta el templo San Pablo Apóstol para custodiar el vehículo que transportaba los restos de Norberto y a su familia. Al grito de “¡Norberto, Norberto!”, los presentes daban una honorable despedida al joven, quien fue una víctima más de la violencia en el país.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.