DIF, cascada de despidos; Sefiplan ordena cancelación de licitaciones

DIF Estatal FOTO: WEB
- en Opinión

Édgar Hernández* / 

¡Su titular Verónica Aguilera, sigue en la tablita!

En tanto se hace oficial la renuncia de la directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF, Verónica Aguilera Tapia, misma que sigue sobre el escritorio del gobernador Cuitláhuac García, trascendió este fin de semana que los cambios en el gobierno son inminentes.

Infortunadamente no incluirá a secretarios de estado, pero sí a directores generales y subalternos con responsabilidades sustantivas.

Mientras el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, por instrucciones del ejecutivo, dispuso el total saneamiento del DIF en donde, de la segunda quincena de mayo para acá, se ha registrado el despido de 154 personas de tres equipos de trabajo –yunistas, gente de Ana Miriam Ferraez y de su actual titular- que solo engordaban la nómina.

A los renunciados –entre directores, subdirectores, jefes de departamento y Coordinadores- se suma un centenar de contratados por honorarios que fueron removidos del DIF desde el arranque de la administración en el marco de un reclamo adicional, los sindicalizados.

Desde el 12 de marzo, Trabajadores del Sindicato DIF llamaron al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para que interviniera y observara la conducta de Aguilera Tapia a quien acusan de “malos tratos, ordenar descuentos de sueldos y manejar los recursos con abuso y discreción que están afectando la imagen de la institución”.

Se suman además los casos de nepotismo, corrupción y la presencia de rémoras del duartismo inmiscuidos en oscuras licitaciones por 240 millones de pesos, en donde han salido a relucir los casos de Nitzia Guerrero, hija de Eleazar Guerrero, la empresa de Javier Brocado, primo de la familia Ferraez y el administrativo del DIF, Héctor Ruz.

A ese respecto, Lima Franco dispuso revisar de manera acuciosa las licitaciones, sobre todo las foráneas que han dado tanto de que hablar por dos razones, la primera por ser las mismas que abastecieron al DIF estatal en la era del gobernador Miguel Angel Yunes, moches incluidos, y la segunda que por órdenes del gobernador se deben licitar y preferenciar a empresas veracruzanas.

Por lo pronto ya quedaron fuera las empresas “Duvejeca S.A” y la denominada “Prometeo”, de Chihuahua, esta última proveedor del anterior gobierno de la leche infantil “Vaca Blanca” a quien se venían entregando contratos por la vía de licitaciones amañadas en donde la autoridad imponía una tarifa de moches que oscilaba entre el 25 y 35% por monto de operación.

Asimismo por instrucciones del ejecutivo del Estado, manifiestas a través de Lima Franco, se formó una comisión de supervisión para dar fe de los abusos de autoridad y maltrato hacia las niñas y niños de los albergues en donde se les restringen las comidas, se les golpea y agrede con gas pimienta.

Responsables de los abusos y atropellos son las llamadas “comadres” de Verónica, gente de baja ralea del mismo barrio porteño donde nació la hoy responsable del DIF, quienes sin conocimiento alguno ni acreditación profesional, aplican medidas correctivas sustentadas en la violencia física.

Especial vigilancia se dispuso al Crisver, área que requiere de médicos y especialistas, en donde de manera infortunada fueron colocados los amigos de la jefa, todos y todas carentes de título alguno, empezando por la misma “licenciada sin título”, Verónica Aguilera Tapia, quien ante el balconeo mediático, ordenó modificar el reglamento para que dejara de ser impedimento legal ejercer sin título, mismo que le fue denegado.

En la Subdirección de Apoyo Jurídico del DIF se da el colmo.

Su titular, Viviana Castro, pareja sentimental de Verónica, carece de título y cédula profesional. Viviana está acusada de manera formal de haber perseguido por todas las oficinas del DIF a la anterior jefa de compras la cual estaba embarazada al grado tal de arrojarla por las escaleras.

Esa ha sido la política de la propia titular del DIF, quien en un abierto abuso de autoridad prohíbe que figuren en los actos públicos quienes considera son las más “bonitas”, esbeltas o jóvenes.

Para esta semana se prevé una nueva manifestación pública de parte de los despedidos y gente de confianza en demanda de la renuncia de la responsable del DIF y del área de Recursos Humanos, área que no solicita renuncias con liquidaciones en estricto apego a la ley, solo entrega un formato-renuncia y, se firme o no, lo hacen bueno y se procede a la suspensión de la quincena.

Así se las gastan en el DIF en donde la guillotina está por caer.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.