A Norberto ya lo habían asesinado, y no obstante negociaron un rescate que se pagó; lo asesinaron el día que debía tomarse la foto de graduación

Norberto
Funeral de Norberto Ronquillo FOTO: WEB

Ernestina Godoy, procuradora de Justicia de la Ciudad de México, dijo en conferencia de prensa que «por el estado de descomposición que tiene (el cuerpo) podemos estar hablando probablemente esa misma noche (la del secuestro), al parecer, pero eso nos lo va a dar la necropsia y el motivo de la muerte». Un reporte de Notimex señala que los exámenes de la necropsia indican que Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, murió por asfixia, y que muy posiblemente el joven fue asesinado al día siguiente de su plagio.

No obstante, los plagiarios negociaron un monto de rescate, por lo que los familiares, esperanzados en recuperar con vida a su hijo, pidieron a la Procuraduría capitalina que no intervinieran. Pero Norberto, al momento de la negociación, ya estaba muerto. Esa deshumanización, esa falta de sentimientos conmociona. ¿Qué clase de sujetos anda por ahí suelto, cometiendo crímenes como bestias carroñeras?

Norberto, el día de su muerte, se iba a tomar la foto de generación. Su madre lamenta el crimen, pues ella iba a recoger un certificado de graduación de su hijo, pero terminó recibiendo un certificado de defunción. La ciudadanía exige #JusticiaParaNorberto, un joven universitario de 22 años, que había respondido a los esfuerzos de sus padres por darle una carrera, y unos criminales truncaron ese futuro.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.