Cuitláhuac García, los funerales de la mamá grande; «no tuvo abuela»

Cuitláhuac
Xalapa, Ver. Cuitláhuac García Jiménez FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER

Cuando un gobernador pide que le pregunten a su abuela muerta por temas de nepotismo en Veracruz, ya no sabemos si el gobernador perdió la decencia, perdió la vergüenza o perdió la cordura. Cuitláhuac García quiere hacer creer que él no sabe si sus primos son primos, porque la abuela parió especies de varios apellidos, Durán, González, Guerrero, y con ello el señor gobernador termina por faltarle el respeto a la madre de Atanasio García Durán. ¡Eso es no tener abuela! Pero aparte de ello, creer que el nepotismo sólo se da cuando de parientes directos se trata no sólo es ignorancia, sino ganas de querer tomarle el pelo al pueblo veracruzano.

¿Cuántas veces se le ha dictado la Ley de Responsabilidades para Servidores Público? ¿Cuántas veces se le ha dicho que el nepotismo y tráfico de influencias abarca a los familiares de cuarto grado? Si bien es cierto muchos mandatarios abusaron del nepotismo y no pasó nada, pues la ley citada no se aplica como es debido, vale decir que la fuerza de la Cuarta Transformación está en su moral, y fue precisamente el líder de esta Cuarta Transformación quien habló de desterrar lo que él llamó lacras: Corrupción, nepotismo e influyentismo.

Si no pensaban respetar ese código moral, entonces no hubieran llegado con ese pregón y asunto terminado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.