Que alguien le ponga un alto a Éric Cisneros, no se la puede pasar acusando sin pruebas; la ley lo puede y debe alcanzar

Informes
El secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Éric Patrocinio Cisneros Burgos FOTO: FRANCISCO DE LUNA

El día que el secretario de Gobierno, el “bajacaliforniano” Éric Cisneros muestre pruebas antes que dichos, entonces le daremos la razón y de ser pruebas contundentes, hasta nos pondremos de su parte. Pero mientras Éric Cisneros sólo esté de “hocicón”, pregonando a los cuatro vientos su maledicencia, su ignorancia y su rencor, sólo podemos acusarlo de utilizar un puesto público para causar daño al Estado, entendiendo como Estado a la institución que administra a Veracruz. El secretario de Gobierno acusa sin pruebas y sus acusaciones no son poca cosa.

Dice que el fiscal está coludido con el crimen organizado, pero hasta el momento no ha mostrado ninguna prueba y cuando la muestra es una prueba falsa o fallida. Han sido varias las ocasiones en las que Éric Cisneros acusa sin conocimiento, le muestran su equívoco y no siquiera se disculpa. Pero no se disculpa porque lo suyo es eso, lanzar vituperios, lanzar acusaciones falsas.

Harían bien las autoridades acusadas falsamente en guardar cada uno de los dichos de semejante sujeto para que, de una vez por todas, le tapen la boca con una denuncia formal. Un secretario de Gobierno no es impune, no es intocable, la ley lo puede alcanzar. Hasta el momento se vale de la pasividad y la incapacidad de Cuitláhuac García para hacer de las suyas. Porque sabe que Cuitláhuac le tiene más miedo al Bola 8 que al “Coco”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.