Mujer sufre crisis nerviosa en el centro de Xalapa; sólo indiferencia recibió del gobierno, empatía de las reporteras y atención por parte de los ciudadanos

Indiferencia
Eurídice Ramos Rodríguez, la mujer que sufrió una crisis nerviosa en el centro de Xalapa y que sólo recibió indiferencia por parte del gobierno FOTO: ESPECIAL

Ella dice llamarse Eurídice Ramos Rodríguez, si uno busca en la web encontrará que tiene estudios de Psicología de la Universidad Veracruzana. Un trabajo conjunto en el que participó aparece en línea, lo realizó en la escuela Francisco Ferrer Guardia. Ella misma dio su nombre después de interrumpir una conferencia de prensa en la que participaban algunos empresarios. No vamos a anotar lo que dijo, porque al parecer no lo hizo consciente. Después de eso Eurídice empezó a llamar la atención de los reporteros. Se metió a la Catedral, se puso a orar en el Parque Juárez, su auto fue subido a una grúa, ella se subió a la grúa y empezó a dialogar con los reporteros.

Dijo que le gusta llamar la atención, obviamente no parecía estar en sus cabales. Las compañeras reporteras empatizaron con ella y pidieron que alguna autoridad, Derechos Humanos o el Instituto Veracruzano de la Mujer la apoyaran, porque al parecer estaba sufriendo una crisis nerviosa. Eurídice hablaba por teléfono, le hablaban, descalza recorría la plataforma de la grúa, se subía y bajada de su auto retenido. La grúa no se animaba a llevarse el auto mientras la mujer siguiera arriba. Eurídice seguía dialogando con los periodistas, a una de ellas la invitó a subir al auto.

Finalmente bajó de la grúa por lo que el chofer se llevó el auto y a ella la dirigieron a Palacio de Gobierno. Por cierto, nadie, absolutamente nadie, ni del ayuntamiento de Xalapa ni del Gobierno del estado acudieron a ayudarla. Eurídice sólo recibió indiferencia del gobierno, empatía de las reporteras y atención por parte de los ciudadanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.