Durante décadas en Veracruz, los maestros fueron utilizados y vendidos por candidaturas

Elecciones
Urna electoral FOTO; FRANCISCO DE LUNA

Los maestros han sido un jugoso botín político para los gobernantes. Cuando esta fauna política quiere llegar al poder, regularmente el encargado de enlaces o el de campaña casi siempre busca contactar al líder sindical. En la reunión con el líder, se negocia el apoyo a cambio de prebendas, como puestos de elección popular. Durante décadas ese ha sido el modus operandi de los partidos políticos. El concubinato entre el líder y el político se da en lo oscurito. Como el del gobernador de Veracruz y Zenyazen Escobar, a quien el primero le ofreció la secretaría de Educación si le daba cobijo el MMPV.

Todo mundo sabe que el actual gobernador del estado, Cuitláhuac Jiménez García, llegó al poder por la inercia electoral del Efecto Peje, que a su vez fue empujado por miles de maestros que votaron por el de Macuspana, Tabasco. No obstante, en los últimos años, el magisterio mexicano logró quitarse los grilletes y dejar de creer en las promesas falsas de sus líderes. Aunque el candidato y el líder hagan sus cochupos, no significa que los maestros votarán por él.

Al menos en Veracruz, los maestros les dieron la espalda a los candidatos identificados con el Equipo Político del SNTE.  Absolutamente todos ellos mordieron el polvo de la derrota. En Veracruz ya comienzan a salir las ganas de muchos funcionarios del actual gabinete, que pretenden participar en las elecciones intermedias, es cierto que faltan dos años para ellas, pero a muchos ya se les están quemando las habas para ser candidatos.

Por esa razón, tenga por seguro que buscarán a los maestros como botín político, ya muchos han comenzado a hacer sus recorridos por los distritos con la finalidad de fortalecer sus estructuras. Mucho dependerá de los maestros si se dejan seducir por las dulces y fatuas palabras de muchos candidatos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.