Cuitláhuac García, la Vitacilina y el “ciudadano Yunes

Vitacilina
Cuitláhuac García y la Vitacilina para el ciudadano Yunes FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Decía el comercial de antaño: “En la casa y la oficina, tenga usted Vitacilina. ¡Ah, qué buena medicina! Es muy buena en rasponcitos, cortaduras, quemaditas que sean leves; rozaduras de pañales también leves, infecciones de la piel también muy leves. Ya lo sabe en la casa y la oficina tenga usted Vitacilina, ah que buena medicina”. Al parecer la Vitacilina no está recomendada para el ardor. Sin embargo, entre las huestes chairas recomendar Vitacilina se convirtió en un tópico para aquellos a quienes les ardía la victoria de Andrés Manuel López Obrador. De modo que recomendar Vitacilina es muy de chairos, quienes han demostrado ser poco originales, quienes han demostrado, escasa inteligencia; verbigracia, Cuitláhuac García. Pero en el video que circula, en donde el gobernador recomienda Vitacilina para el ardor de Yunes por la derrota de su hijo, hay un detalle que no debemos pasar por alto. Cuitláhuac García utiliza la palabra “ciudadano” no como sustantivo, sino como un adjetivo peyorativo. “El ciudadano Yunes”, dice. “El ciudadano Elías”, remarca, como si ser “ciudadano” te hace desmerecedor de la atención de un gobernador. Y es que, en México, sobre todo en la política, tener un puesto público te convierte en “hidalgo” (hijo de algo), no tener puesto público te deja como un simple “ciudadano”, alguien no digno de atención. Señala la escritura, “de la abundancia del corazón habla la boca”, lo que quiere decir es que lo que decimos delata lo que hay en nuestro corazón. Ese es el verdadero Cuitláhuac García, un bufoncillo que desdeña al “ciudadano” de a pie.

El esposo de la Nahle se quiso suicidar, ella le consiguió jubilación de 120 mil mensuales y le agarró gusto a la vida

En el reportaje que Eje Central realiza sobre los abusos y la corrupción de Rocío Nahle hay un pasaje muy interesante. El esposo de la secretaria de Energía, trabajador de Pemex, nunca ganó más de 40 mil pesos mensuales. Dado a la tomadera, se acompañaba en las francachelas de Víctor Carranza, quien así se ganó la alcaldía de Coatzacoalcos. Señala el abogado Rogelio Martínez Hernández, quien fuera amigo de José Luis Peña, que éste era muy dado a pedir moches de los contratos de Pemex, por lo que se hizo de muchas deudas. Alcohol y deudas, anota el reportaje, llevaron al esposo de Nahle a una situación desesperada. El esposo de la Nahle se tomó un montón de pastillas y se encerró en su auto decidido a morirse. Sobre esa ocasión relata Rogelio Martínez: «Esa noche, Rocío Nahle me habló por teléfono y me suplicó que fuera a ayudarlos, porque decía que yo era a la única persona que Peña le hacía caso y el único que podría evitar que se hiciera daño». Gracias a Rogelio Martínez el esposo de Nahle no se suicidó, pero para que ya no lo volviera a intentar, Rocío Nahle movió sus influencias en Pemex para que el señor estuviera viviendo en un hotel de lujo con viáticos completos, para de esa manera conseguir que lo jubilaran con 120 mil pesos mensuales. ¡No pues así quién no le agarra amor a la vida!

El apóstol de la Luz del Mundo puso sus huestes a disposición de la Cuarta Transformación; mereció un homenaje en Bellas Artes

No se hagan tontos, no fue un desliz, no hubo descuido, los de Instituto Nacional de Bellas Artes están muy bien enterados de a quien estaban alquilando el Palacio de Bellas Artes en el que se presentaría la ópera “El guardián en el espejo”. Días antes en redes sociales se anunció que el evento era parte del homenaje al líder de la Luz del Mundo, el llamado apóstol Naasón Joaquín García, heredero de un emporio religioso que dirigieran su padre y antes su abuelo. Las autoridades esperaban que el evento pasar desapercibido, que sólo se hablara de la obra musical como si se tratara de un evento cualquiera. El problema es que los organizadores empezaron a promover el evento en diversos medios, incluyendo redes sociales; la promoción decía que todo era parte de un homenaje al apóstol por su primer medio siglo. Qué ahora Bellas Artes lo niegue suena burdo. Pero además los hace ver como unos tontos que no se dan cuenta a quién alquilan el recinto cultural más importante del país. Cabe señalar que a unas horas de que Andrés Manuel López Obrador tomara protesta como presidente de México, el apóstol Naasón Joaquín levantó la mano para participar en el diseño de lo que sería la “constitución moral”. No por nada varios senadores y diputados de la Cuarta Transformación acudieron al evento y se hablaron de tú con el apóstol. En pocas palabras el apóstol puso a la orden de AMLO a todas sus huestes religiosas. Eso merece una recompensa, y por ello le permitieron llevar parte del homenaje dedicado al apóstol Naasón Joaquín, al Palacio de Bellas Artes.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.