Los embustes de Yunes Linares

Woodlans
Miguel Ángel Yunes Linares FOTO: CGCS
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

¿Recuerdan los días aquellos, entre 2017 y 2018, en los que todos los días Miguel Ángel Yunes Linares sacaba a relucir una nueva “pillería” de la administración de Javier Duarte? *** Hoy se espantan de que les estén aplicando la misma medicina y responden con dichos (no con pruebas, no con argumentos sólidos) a cada uno de los señalamientos del gobierno de Morena. *** Este miércoles el gobernador Cuitláhuac García (como lo hacía Yunes Linares) dio a conocer que funcionarios del más alto nivel en la Secretaría de Educación -incluido su titular en el bienio yunista, Enrique Pérez- se habían asignado plazas con salarios que rebasaban los 50 mil pesos mensuales. “Ya les fueron canceladas”, afirmó. *** Enrique Pérez salió a responder que él nunca tuvo plaza y que durante su gestión sólo cobró el salario al que tenía derecho como titular de esa dependencia. *** Elías Assad Danini, quien fungió casi todo el bienio de Yunes Linares como coordinador de Comunicación Social, hizo circular un comunicado en el que niega que la recuperación de bienes haya sido “un show” como lo afirmó el actual gobernador. *** El caso es que los títulos de propiedad no aparecen y el rastro de los bienes se pierde. *** Todo saldrá a relucir cuando sean llamados a declarar ante las autoridades.

* * *

Decía aquel poeta inglés Alexander Pope (1688-1744): “El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera”.

En diciembre del 2017 me referí en este mismo espacio a esa capacidad de quien entonces era gobernador, para crear versiones falaces:

Miguel Ángel Yunes miente. Y lo hace con total aplomo, con plena desfachatez. Lo hace como alguien que ha mentido toda la vida y se ha vuelto un experto en la materia”.

En aquella ocasión fui más allá y comparé tal habilidad en dos de los políticos más connotados de Veracruz:

Miguel Ángel Yunes Linares y Fidel Herrera Beltrán son lo mismo. Están cortados con la misma tijera. Los dos se obsesionaron por alcanzar la gubernatura de Veracruz, los dos amasaron extraordinarias fortunas a partir de su paso por diversos cargos en el servicio público. Los dos basan su actuación en la mentira (…) Ambos recurren con extraordinaria frecuencia a la mentira, pero explotan cuando se les tacha de embusteros. Saben bien que para que la mentira tenga efecto, es menester tener credibilidad. Si la fama de mentirosos se arraiga en su entorno, la mentira no les funcionará”.

El castillo de naipes -levantado a partir de numerosos embustes- se empieza a desplomar, y ya sabemos que cuando un naipe cae, todo el entramado se desploma.

Cuitláhuac García sacó este miércoles a colación un tema que ya había sido detectado incluso algunos días antes de que Yunes Linares dejara su cargo: Que el exgobernador mintió al afirmar que había recuperado bienes que presuntamente pertenecían a Javier Duarte y otros funcionarios de su gobierno.

Cuitláhuac García hoy lo dejó más claro: En algunos casos Yunes Linares realizó expropiaciones (lo que obligaba al gobierno a pagar el precio del bien) y en otros, se quedó con las propiedades.

Aclaró que los único bienes que sí pasaron a formar parte de las propiedades del Gobierno del Estado fueron el rancho El Faunito, “y una aeronave de la que ya salieron dos empresas a reclamar la propiedad; fue un pleito tremendo hasta que logramos demostrar que era del Estado”.

La casa en Tlacotalpan, que Miguel Ángel Yunes aseguró era propiedad de Javier Duarte y que prometió que pondría a disposición del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), no fue un bien recuperado.

No recuperó nada, fue puro show, y resulta que ahora tenemos que si el legítimo dueño reclama el pago respectivo por esa expropiación, vamos a tener que pagar (…) No sabemos quién es el legítimo dueño, entonces estamos esperando, si alguien la reclama, es un problemón. Imagínense, se la roban, luego Yunes finge que la recupera y la expropia, y ahora hay que pagársela al que se la robó”.

Yunes Linares dijo haber recuperado un complejo de oficinas, una residencia en Texas y cuatro departamentos en Boca del Río. Todo era mentira.

Y si miente el jefe, pues sus vasallos igual.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) le respondió al fiscal Jorge Winckler:

Resulta erróneo que -como lo afirma el Fiscal General del Estado- jamás se haya emitido una recomendación similar a la 25/2019 por hechos ocurridos durante el tiempo en el que fungió como gobernador Javier Duarte de Ochoa. Por el contrario, de 2016 a la fecha, la Comisión recibió múltiples quejas por violaciones graves a derechos humanos, emitiéndose 94 recomendaciones, por hechos que acontecieron entre febrero de 2011 y octubre de 2016, incluida la Recomendación General 1/2017 relacionada con desaparición de personas”.

Y le hace un recuento de las recomendaciones emitidas a la Fiscalía General del estado desde que el propio Winckñler Ortiz está al frente:

En el tiempo en el que el actual Fiscal General del Estado lleva al frente de dicho órgano autónomo, se han emitido 47 recomendaciones dirigidas a dicho ente público, de las cuales únicamente 37 han sido aceptadas y solamente una (en 2017 la recomendación 9/2017) cumplida en su totalidad”.

Y le aclara sobre el supuesto “complot” que asegura el Fiscal se fragua en su contra:

No es ocioso señalar que este organismo no forma parte de ninguna ‘estrategia’ para proteger a ‘cómplices’ de persona alguna, como temeraria y falazmente se afirma por parte de la Fiscalía General del Estado, la cual, como órgano técnico especializado en la Ciencia Jurídica, conoce -o debiese conocer- los elementos que constituyen la tortura, mismos que quedaron plenamente acreditados en la recomendación 25/2019”.

Una a una, las mentiras van cayendo.

Uno a uno, los miembros de la banda de Miguel Ángel Yunes Linares (incluido él mismo) serán sometidos a la Justicia.

“Karma”, le llaman algunos.

* * *

Epílogo.

En los tiempos del bienio yunista, la Fiscalía General del Estado y la Comisión Ejecutiva de Atención Integral a Víctimas (CEEAIV) falsificaron la firma de una madre que buscaba a su hijo desaparecido, y con un documento apócrifo promovieron un amparo, para evitar que se hiciera pública la carpeta de investigación UIPJ-1/DXI/15º/174/215, iniciada por la desaparición de Carlos David Bautista. *** La madre agraviada, María de Jesús López José, presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra Luis Eduardo Coronel Gamboa, (que en ese entonces era fiscal para la atención de denuncias por personas desaparecidas y hoy Fiscal regional de Xalapa) y contra Ernesto Saúl Rivera Delgado, quien fue asesor jurídico de CEEAIV, por los delitos de ejercicio ilícito de servicio público, tráfico de influencias, contra la administración de justicia, delitos de abogados, patronos y litigantes y falsificación de documentos. *** El secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García, afirmó que tienen listas nuevas denuncias, por presuntas  irregularidades detectadas  en el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Veracruz (Cecytev). El servidor público se quejó, además, de que las denuncias que ha presentado están “congeladas” en la Fiscalía General del Estado. Anunció que si siguen deteniendo las investigaciones, recurrirá a la Fiscalía General de la República.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.