Acusan a máquina lanzallamas por quemar a Francisco Elizalde; lo cierto es que se quemó por pendejo

Acusan a máquina lanzallamas por quemar a Francisco Elizalde; lo cierto es que se quemó por pendejo FOTO: WEB

Juan Francisco Elizalde Valencia, mejor conocido como Francisco el Gallo Elizalde, ofreció un concierto el pasado 11 de mayo en Cuquío, Jalisco; esto por la feria celebrada en ese lugar. Durante el show, el cantante fue presa de una máquina de fuegos artificiales, que se dispararon justo cuando Elizalde se encontraba frente a ellos. A través de las redes, circula el video donde se aprecia el momento preciso del incidente y que preocupó a los seguidores de este conocido artista. Luego del concierto, el equipo de trabajo emitió un comunicado en el que se dijo que el cantautor se encontraba fuera de peligro y en tratamiento de sus lesiones.

En el video se muestra al menor de la dinastía Elizalde a orillas del escenario, llevando consigo una botella de tequila; abierta, por cierto. Luego de algunos versos, el Gallo se acerca a interactuar con el público. De un momento a otro, Elizalde se inclinó hacia a los fans, acercando asimismo la botella marca Herradura. Al instante, uno de los lanzallamas del escenario se encendió y dio justo en el rostro del cantante.

Elizalde, confundido y lastimado, se retiró inmediatamente del sitio para ser atendido. Luego de unos momentos, el artista jalisciense regresó ovacionado por el público. Tomando nuevamente el micrófono, el Gallo aludió al encargado de los fuegos diciendo: «Saluden por ahí a mi compa de la lumbre, la prendiste al puro chingadazo mi compadre, le atinaste culero».

Lo cierto es que, a pesar de los señalamientos que acusan a la maquina lanzallamas, Francisco Elizalde mejor que nadie debería conocer enteramente el escenario, así como todo lo que se realiza ahí. Elizalde no tuvo precaución, al acercarse con imprudencia a ese sitio donde se disparan llamaradas de fuego constantemente.

Por otro lado, es probable también que el encargado de estas máquinas haya tenido que ver. Pero esto es descartable, a sabiendas que muchas de estas máquinas ya están automatizadas. De cualquier manera, el principal responsable de tal incidente es el pendejo de Elizalde.

 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.