Carlos Rivera se libró de la lista negra de los que fallaron al entonar el Himno Nacional; por cierto, ¿conoce usted la historia de su himno?

Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó FOTO: WEB

El pasado 4 de mayo, todas las miradas estaban puestas en el cantante mexicano Carlos Rivera, quien fue el encargado de cantar el Himno Nacional previo a la pelea entre “Canelo” Álvarez y Daniel Jacobs. En muchas ocasiones el Himno Nacional Mexicano ha sido manchado con interpretaciones que sobrepasan lo burdo y detestable. Esta vez Carlos cumplió las expectativas y salió avante en esta encomienda. El Himno Nacional Mexicano es creación de Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó, es considerado por muchos el segundo más bello del mundo, superado solamente por la Marsellesa de Francia. No obstante, es notable la gran cantidad de ocasiones en que este Himno ha sido objeto de burla, por causa de algunos que no le han tenido el debido respeto.

González Bocanegra, poeta lírico, fue el encargado de hacer la letra del Himno Nacional. Un día cualquiera, su novia, lo encerró en un cuarto hasta que el hombre escribiera algo que valiera la pena para el concurso de letras del Himno Mexicano. Le advirtió no dejarlo salir hasta cumplir el hecho. Horas después Bocanegra culminaría lo que a la postre sería la letra del Himno Nacional Mexicano. En 1851, Jaime Nunó, director de la banda de música de la Reina de España, conoció a Santa Anna en un viaje de trabajo a Cuba. Santa Anna, una vez regresó al poder en México, invitó a Nunó a dirigir las bandas militares del país. A su llegada, Jaime Nunó participó también en el concurso para componer la música del Himno Nacional, el cual al final ganaría.

Estos grandes maestros no tenían ni idea de las aberraciones que sufriría su magnífica obra. Personajes como: “Coque” Muñiz, Luis Ramírez, un tal Jorge Alberto, Ana Barbara, Julio Preciado, Vicente Fernández, Guadalupe Madrigal, entre otros, han sido algunas personalidades que se han inscrito en la lista negra de intérpretes de nuestro glorioso Himno. Sus interpretaciones, que van desde lo absurdo hasta lo verdaderamente grotesco, no serán olvidadas fácilmente por el patriotismo nacional, que en su momento y hasta ahora, los sigue condenando por su falta de cordura al no poder realizar adecuadamente esta tarea tan importante y privilegiada.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.