Ojalá en dos años haya resultados, ojalá la estrategia de seguridad funcione; nadie le quiere apostar al fracaso, pero…

Secuestradores
Policía Estatal, Seguridad FOTO: CGCS

Decía Roy Campos de Consulta Mitofsky que uno de los errores del presidente de México es ponerse metas a corto plazo, lo que provoca en los ciudadanos una expectativa que no se cumplirá. A Veracruz vino Andrés Manuel López Obrador para decirnos que, en seis meses, a partir del 22 de abril de 2019, se verían los resultados de su estrategia de seguridad para Veracruz.

Muchos anotaron la fecha del plazo fatal, 22 de octubre de 2019, pero después, más mesurado, Alfonzo Durazo, secretario de Seguridad Pública rectificó para señalar que los resultados se verían en un plazo de dos años; lo que por supuesto no significa que en esos dos años se acabaría con la inseguridad. Esos mismos dos años son los que pregona Cuitláhuac García para que se vean los resultados de la estrategia de seguridad. Por supuesto, nadie que no esté cuerdo desearía que la estrategia de seguridad falle.

Los veracruzanos, hartos de vivir con miedo, queremos paz, tranquilidad, seguridad. Ojalá en ese plazo de dos años detectemos síntomas de que la situación mejora; ojalá veamos que las autoridades están trabajando para los ciudadanos; ojalá escuchemos de más golpes en contra de los cabezas del crimen organizado; ojalá en dos años nos podamos sentir más seguros. En serio, ojalá resulte, ojalá.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.