La realidad de Xalapa como destino turístico

Xalapa
Centro Histórico de la ciudad de Xalapa FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / Durante muchos años los ayuntamientos de Xalapa han tenido la desagradable práctica de dejar su marca promocional en la nomenclatura de las calles y como consecuencia un deterioro en la imagen urbana del centro histórico, existen esquinas en las que tienen hasta seis placas de diferentes materiales y colores partidistas. El ayuntamiento de Xalapa no ha sido la excepción, fue todavía más lejos, colocando su marca en las letras de colores, que han sido parte de un posicionamiento a nivel nacional, sabiendo que debe evitarse la identidad de un partido político, ya que el objetivo es promocionar la ciudad, nunca la imagen del ayuntamiento, idea que se la debemos a la dirección de turismo.

Localidades grandes, medianas y pequeñas en diversas regiones de nuestro país han encontrado el producto idóneo para atraer al viajero, han descubierto el secreto de su terruño, que junto con la participación organizada de la sociedad, han logrado el éxito. La creatividad, determinación y buena dirección de cinco pueblos, por citar algunos, han logrado posicionarse en el gusto del viajero, inclusive, uno de ellos a nivel internacional.

Cerrillos de Díaz, Veracruz ha logrado proyectar el Festival del Arpa por 18 años consecutivos, esfuerzo conjunto entre ayuntamientos y asociaciones culturales, eventos anuales que congrega a cientos de arpistas de diversas partes del estado; inclusive ha existido la intención de declarar el festival Patrimonio Cultural del Estado.

San Andrés Calpan, Puebla, ha celebrado por quince años consecutivos el Festival del Chile en Nogada, con la sorprendente participación del pueblo, quienes además, aprovechan las fechas para ofrecer los productos que se cultivan en sus huertos. El festival congrega a miles de visitantes de diversas partes de los estados del centro del país, con ello generando una importante derrama económica para la cuna de la nuez de Castilla.

Amealco, Querétaro ha sido la sorpresa de este año, recientemente declarado Pueblo Mágico, pero lo que ha proyectado la localidad a niveles sin precedente, es la Muñeca Otomí, que ha visitado innumerables ciudades en Europa, fue declarada Patrimonio Cultural del Querétaro en el 2017, teniendo con ello una posición en el mapa turístico de México.

Orizaba, Veracruz es un ejemplo de proyección nacional, algo que no es nuevo, tienen una década trabajando en el tema turístico, la adecuada imagen urbana en su centro histórico ha sido fundamental para su desarrollo, agregando el Museo de Arte del Estado, el Museo Cri Cri, el ex convento San José de Gracia, entre muchos otros atractivos, han hecho de la Pluviosilla un destino importante en el estado. El éxito de estas cuatro localidades tienen algo en común: la continuidad.

Cuando una administración municipal logra colocar en el gusto del viajero un producto atractivo, es la obligación moral de la administración entrante continuar con ese proyecto; este es y será siempre el éxito de cualquier ciudad, pueblo o comunidad. En la década de los noventa, Xalapa celebraba la Expo Flor en el Paseo de los Lagos, aquel evento se caracterizaba por la calidad de los expositores que acudían de los estados de Puebla y Morelos; miles de personas de la región, inclusive de otros estados del país se daban cita para conocerla. La capital veracruzana es conocida como la “Ciudad de las Flores”, por que no hacer honor al nombre, como lo ha hecho Atlixco, Puebla, que a pesar de todas las vicisitudes que ha sorteado con el sismo del 2017, es conocida como la auténtica ciudad de las flores. Los tapetes florales monumentales de Atlixco se colocan sobre más de mil metros cuadrados y se conforman con más de 100 mil flores en miles de macetas que se colocan de acuerdo a la festividad, agregando los balcones floridos y macetones con flores en banquetas, como parte de una campaña permanente de aquel ayuntamiento.

Existe una expresión popular que dice “te has dormido en tus laureles”, cuando una persona obtiene la “corona de laureles”, refiriéndose a determinado cargo, deja de esforzarse o se dedican a no hacer lo que le corresponde; esto es precisamente lo que está pasando en la extraviada dirección de turismo municipal de Xalapa, continúan dormidos en sus laureles, no han encontrado el hilo o simplemente no quieren descubrir la fórmula para atraer al viajero.

Las cosas no se resuelven con la inauguración pomposa de una caseta de información turística en el parque Juárez, tampoco con la declaración del alcalde diciendo que ahora sí, Xalapa es destino no sólo nacional, sino también internacional ¿quién le cree? O invitando a empresarios del café a regalar el aromático al transeúnte del mismo parque. Ahora, se está anunciando otro festival gastronómico con Oaxaca, como el que realizó la pasada administración municipal en el Centro Recreativo y Xallitic en marzo del 2014, pero con el nombre de Salsa, Chiles y Mole.

La pregunta quedará en el tintero ¿Cuándo se creará un producto único e irrepetible para Xalapa y que tenga al menos una vigencia de veinte años? Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.