Se contrasta la Pascua con ambiente de muerte en Veracruz: Arquidiócesis

Muerte
El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. La celebración de la Pascua se contrasta con el ambiente de muerte que está presente de forma innegable en toda la entidad veracruzana, lamentó el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

El Presbítero consideró que la cultura de la muerte prevalece como una gran loza que no se ha podido remover de las espaldas de los ciudadanos, toda vez que la violencia no disminuye y no se observa alguna estrategia que al menos la contenga.

En ese sentido, reprobó que los índices de muertes, secuestros y asaltos a mano armada sigan disparándose y que nadie se sienta seguro en su estado.

«Vemos con tristeza cómo las heridas de la muerte siguen causando estragos entre la población, cada día van en aumento las víctimas. Expresamos nuestra cercanía a todos aquellos que han sufrido a causa de la violencia, a quienes han vivido la pérdida de algún familiar, o a quienes tienen familiares secuestrados o desaparecidos. A las madres que han perdido algún hijo, oramos a Dios para que pronto encuentren el consuelo y la paz. Manifestamos nuestra solidaridad a todos los que viven esta noche oscura y anhelamos que pronto llegue la claridad».

El Sacerdote recordó que este domingo se celebra la fiesta de Pascua, considerada una fiesta de luz, ya que el Señor resucitado ilumina a los creyentes y los ayuda a entender todos los acontecimientos.

«A la luz de la resurrección los primeros discípulos empezaron a comprender todas las palabras y las acciones que había realizado Jesús, pero también empiezan a releer su propia vida y su futuro. Con su resurrección, Cristo pone en nuestros corazones una inmensa alegría, nos da esperanza y llena de amor nuestras vidas».

Suazo Reyes hace votos para que la experiencia pascual de la comunidad cristiana contribuya a garantizar la paz en la entidad.

«Hacemos votos para que la experiencia pascual de la comunidad cristiana impregne nuestro interior y se vea en nuestra vida. Que este sentimiento de gozo del primer día de la semana que cuentan los evangelios, esté presente en nuestros pensamientos, en nuestras miradas, en las actitudes y los gestos, en las palabras y en todas nuestras expresiones para que seamos también nosotros testigos de la resurrección», enfatizó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.