Santa Clara del Cobre

Clara
Santa Clara del Cobre FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / Desde el primer día que visité Santa Clara del Cobre quedé fascinado, fueron dos cosas las que llamaron mi atención: La primera es que en aquel sitio se filmó en tres ocasiones la película “La vida inútil de Pito Pérez”, una con Manuel Medel (1944), otra con Tin Tan (1957) y una más con Ignacio López Tarso (1970); los lugareños afirman sin temor a equivocarse que la primera fue la mejor, porque estuvo más apegada a la vida de aquel vagabundo pueblerino. Las andadas de Pito Pérez son más conocidas en Santa Clara que las historia de Juárez o de don Porfirio y salta a la escena nacional gracias a la pluma del escritor José Rubén Romero; esto pasa siempre cuando un personaje de clase media o baja emerge del anonimato. La biblioteca del pueblo de Santa Clara lleva su nombre y hasta una calle, en Morelia fue merecedor a una escultura bañada en bronce. En Xalapa pasa algo similar con nuestro querido “Juanote”, con la diferencia que no se le ha hecho algún reconocimiento póstumo. La segunda es su orfebrería , ya que siempre me ha gustado el cobre, así que de inmediato visité un taller donde se fabrican piezas artísticas de este metal.

Este rincón michoacano fue erigido por el fraile agustino Francisco de Villafuerte, quien gestionó la cédula con el nombre de Santa Clara del Cobre en 1553. Tres años antes había fundado el convento de Santa María Magdalena en la región cercana de Cuitzeo. En 1858 la población fue rebautizada como Santa Clara de Portugal, pero esta denominación no se popularizó. Fue Vasco de Quiroga quien enseñó a perfeccionar las técnicas artesanales a los purépechas en el oficio de la orfebrería a partir del martillado del cobre, una técnica que consiste en moldear a golpe de martillo el metal al rojo vivo, a partir de la sincronía de un grupo de personas alrededor de un yunque, formando con ello diversas formas; esta tradición ha sido heredada de padres a hijos y es por lo que Santa Clara del Cobre es conocido a nivel nacional. Tuve la fortuna de conocer a don Abdón Punzó, un artesano sencillo que ha dedicado gran parte de su vida a trabajar el cobre, ganando con ello el reconocimiento de su pueblo, así como innumerables premios nacionales e internacionales, fue seleccionado por Fomento Cultural Banamex para aparecer en el libro de los grandes Maestros del Arte Popular en Iberoamérica.

Michoacan es un estado que ha conservado sus tradiciones, ha hecho honor a su gastronomía y ha conservado con orgullo su arquitectura, símbolo de la identidad de los pueblos. Hasta pronto Santa Clara el Cobre.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.