Ni los policías se salvan de los levantones; podría tratarse del karma pues al menos en Veracruz han estado ligados a desapariciones forzadas

Levantones
Ni los policías se salvan de los levantones; podría tratarse del karma pues al menos en Veracruz han estado ligados a desapariciones forzadas FOTO : WEB

El país está de cabeza por la inseguridad. Cualquiera puede darse cuenta de ello cuando ni los policías se salvan de la ola de secuestros que atormenta a la población. Y es que un comando levantó a 11 elementos de la Policía Estatal destacamentados en la sierra norte de Puebla, quienes, afortunadamente, fueron liberados 24 horas después; sin embargo, presentaban golpes y fueron robadas sus armas y un par de patrullas. Los delincuentes emboscaron a los oficiales, los sometieron y privaron de su libertad en la Junta Auxiliar de Necaxa, en el Municipio de Juan Galindo.

Los policías rondaban sobre la Calle Aquiles Serdán, cuando fueron interceptados por los “malandros”, quienes los apuntaron a la cabeza con armas largas de uso exclusivo militar; los hechos se registraron en una zona donde grupos delincuenciales se dedican al narcotráfico, pero también al robo de combustible de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Cabe recordar que los colectivos de familiares de desaparecidos del estado de Veracruz han coincidido en que la mayoría de los levantones fueron ejercidos por policías o tuvieron alguna participación en cada caso; sin embargo, en esta ocasión, les tocó ser las víctimas y algunos consideran que podría tratarse del karma, una creencia budista cuya idea se centra en que toda acción tiene una fuerza dinámica que se expresa e influye en las sucesivas existencias del individuo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.