La cercanía del presidente con Ahued pone nerviosos a más de tres

Ahued
El presidente Andrés Manuel López Obrador con Ricardo Ahued Bardahuil FOTO: WEB

No todos los políticos saben tejer finito, muchos actúan por lo que les dictan las vísceras, otros lo hacen por consiga o de acuerdo a sus mezquinos intereses. Ricardo Ahued Bardahuil, desde que fue legislador por el tricolor, marcó su muy particular estilo de hacer política. Primero como diputado federal y luego como diputado local; aún se recuerda que, cuando la gran mayoría del rebaño tricolor acataba sin razonar las directrices del gobernador en turno, Ricardo Ahued aguantaba vara y votaba de acuerdo a su sano juicio. Su paso por el ayuntamiento xalapeño le permitió conocer las necesidades de la capital del estado.

Ahora por el Senado, Ahued Bardahuil sigue tejiendo finito sin hacer tanta alharaca, sin embargo, su trabajo no ha sido pasado por alto por el número uno del país. El propio presidente ha reconocido las finas y buenas maneras que tiene este senador con la gente. El Ejecutivo federal sabe y conoce el peso político de Ricardo Ahued. No por algo, muchos lo consideran como el candidato natural a ser el próximo gobernador.

Sin embargo, Ricardo Ahued no se entretiene en sueños calenturientos ni en sueños sucesorios tropicales, sabe que para eso aún falta mucho. El senador por Veracruz en estos momentos está más preocupado por cumplirle a los veracruzanos que por cualquier otro objetivo. Aunque, a decir verdad, sus pisadas ponen nerviosos a más de tres funcionarios morenistas. Por el momento, el senador está dispuesto para atender los días martes a todos los veracruzanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.