El dudoso futuro del SNTE de Alfonso Cepeda Salas

Alfonso Cepeda FOTO: WEB

Era una vez un monito que andaba por ahí en la selva, de pronto, se le aparece una jirafa y le dice «qué haces monito», «nada aquí esperando al león para partirle su madre», luego aparece un elefante y le pregunta «qué haces monito», pues aquí esperando al león para partirle su madre, más tarde, aparece el león con un tremendo rugido y pregunta «qué haces monito», y éste todo tembloroso contesta, «nada, rey de la selva, aquí nada más de hablador». Este viejo chiste nos recuerda la postura que ha estado adoptando el SNTE en estos últimos meses.

El actual secretario del Comité Ejecutivo actual se asemeja al monito hablador, ahora resulta que después de esconder la cabeza y levantar la cola, cuando vino la despiadada represión contra el magisterio, el Comité Ejecutivo del SNTE busca realizara foros para, según, diseñar las leyes secundarias de las nueva Reforma Educativa; hace consultas a modo para evaluar el servicio del ISSSTE. ¡Pobre ingenuo!, si supiera que sus intentos de llamar la atención de las bases y de la EP, pasan solamente como vanas habladurías.

El destino ha logrado alcanzar al actual Comité Ejecutivo Nacional del SNTE. Su suerte está echada, sus días están contados. Pronto tendrán que sacar la convocatoria para elegir a una representación legitima, emergida de las mismas bases mediante un voto libre, secreto, sin coacciones y universal. Será por la presión de la voluntad popular y hasta de la propia voluntad presidencial. Quieran o no, si las bases hablan en su contra, se tendrán que ir.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Ya se verá, pero la maestra no debe regresar, lo que debe regresar son las cuotas que nos robo y que están en San Diego😁 bueno un poco de ello el presidente debe poner orden y larga vida al SNTE.

  2. Por salud de la vida sindical, el SNTE deberá asumir que es hora de dar paso a la democracia y que sean los trabajadores los que elijan a sus dirigentes de manera directa, secreta y universal, escuela por escuela.

  3. Si Juan, seguro son tus apellidos Díaz de la Torre. Ja, ja, ja… Mejor regresa lo que robaste. O probarás el frío del concreto en prisión de máxima seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.