Los maestros ¡bajaron de su pedestal al equipo del muñeco de la SEV!

La verdad tarde o temprano se sabe, y si el secretario de educación, Zenyazen Escobar García, pensaba que los maestros y la sociedad veracruzana no sabrían de sus cochupos, pues sencillamente se equivocó. Desde antes de que su camarada Cuitláhuac García lo instalara en el lugar que actualmente ocupa, señalamos que era una muy mala decisión ponerlo en un área tan delicada. Reza el dicho que el que nunca tiene y llega a tener, loco que se puede volver, y en el caso de este joven y novato funcionario, sencillamente no da el ancho para satisfacer las necesidades de los maestros.

Y es que el oriundo de Río Blanco no tiene operadores políticos, no tiene asesores de primera desgraciadamente, sólo se rodeó de puros huelepedos. El día martes se vio la inexperiencia de su círculo cercano, el Jarocho, jefe de Delegaciones Regionales, el mismo que es acusado de nepotismo, sólo asomaba la panza y se veía nervioso y con las manos en las bolsas de su pantalón; de igual modo Moisés Pérez Domínguez, subsecretario de Desarrollo Educativo (por cierto, también acusado de nepotismo), sólo tragaba gordo, se le veía asustado y timorato.

La única que intentó dialogar fue la subsecretaria de Educación Básica, Maritza Ramírez Aguilar, también sin resultado alguno ya que los maestros solo querían que diera la cara el flamante secretario de Educación. Por cierto, a esta novel funcionaría, el encargado de política regional le tuvo que pedir que se pusiera de pie, ya que sólo se la pasaba mensajeando con su celular. Mal y de malas. La Secretaría de Educación fue ninguneada por los maestros disidentes. Y todo por sentirse intocables. ¡Pobrecitos!, la realidad los volvió a bajar de su pedestal.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.