Si Cuitláhuac estuviera firme, nadie hubiera creído lo de su licencia; hace falta un gobernador que solucione, no uno que le eche la culpa al pasado

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB

No fueron pocos los veracruzanos desilusionados ayer. Si bien es cierto algunos pejezombies volvieron a cobrar vida y salieron a gruñir su frustración, la gran mayoría de los veracruzanos con perfiles reales en redes sociales se ilusionaron ante la posibilidad de que Cuitláhuac García le diera una tregua a los ciudadanos y se retirara aunque sea por unos treinta días. Sólo treinta días con la esperanza de que se prolongara a otros treinta y así hasta que se diera cuenta de que en Veracruz están más contentos con su salida que con su permanencia. Pero no, dicen que fue un documento falso el que se mostró en redes; pero ah qué documento falso tan real, con sellos del Congreso y toda la cosa.

El que lo hizo, lo hizo bien de tal modo que muchos nos fuimos con la finta. Pero, ¿por qué se le dio crédito a una supuesta noticia falsa? Si Cuitláhuac García pisa firme en Veracruz todos hubieran tomado como disparatado el documento que circuló, pero tal es el caso que Cuitláhuac anda como “chivo en cristalería”, demostrando a cada momento que, como dicen los policías, Veracruz le quedó grande.

Se dice que el artífice de todo es Bola 8, su secretario de Gobierno, los del gobierno dicen que son maquinaciones de Yunes Linares. Ahora acusan de vendepatrias a los que hicieron circular ese documento, los acusan de querer que al estado le vaya mal. ¡Pendejos! Pero si al estado le está yendo mal. Lo que muchos ilusionados quieren es que en el gobierno haya una persona que dé solución a los problemas, no un pelele que sólo le esté echando la culpa al pasado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.