A Adriana Esther Martínez Sánchez, diputada de Morena, se le fue El Palomo; se difunde audio sobre rompimiento

Adriana
La diputada Adriana Esther Martínez Sánchez FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Adriana Esther Martínez Sánchez fue la diputada que entregó dinero a una activista para que acudiera a gritarle sus cosas a Jorge Winckler. Para colmo la diputada de Morena quiso intimidar a la periodista que la señaló, diciendo que la iba a demandar por haber lastimado su honra. Pues esta misma diputada muy honrosa, dio de baja a su asesor, José Luis Arcos, un cantante de ranchero conocido en Martínez de la Torre como El Palomo; ¿en qué la asesoraba El Palomo? Vaya usted a saber. El caso es que se difundió un audio en el que la diputada Adriana Esther le reprocha a su asesor que vuelva con su expareja: “Que pena me da que vuelves a lo mismo, que pena me da que cuando vuelves con ella te vuelves a hundir. Pero ya se acabó, de verdad, yo ya no te voy a apoyar”. La diputada asegura que a ella le ha afectado tenerlo como asesor, porque ha aguantado lo que la gente le dice. Ante ello El Palomo le revira y le dice que él no tiene ningún compromiso con la diputada, y que si ella lo malinterpretó pues qué pena. José Luis Arcos le dice a la diputada que lamenta que ella ya se sienta en otro nivel, muy despegada del suelo. Por supuesto esta conversación trasciende del ámbito personal e íntimo ante la circunstancia de que la diputada le dio un puesto de asesor a un cantante sólo para tenerlo cerca y que le cantara en el oído. Eso también es nepotismo. A ver si al rato Adriana Esther Martínez No sale con que va a demandar a los que difundan el audio, ya ven que anda muy despegada de la realidad.

Si un servidor público te bloqueó de su cuenta de redes sociales, va a tener que desbloquearte, lo dice la SCJN

La Suprema Corte de Justicia de la Nación entiende que, si un funcionario público difunde actividades a través de su cuenta de Twitter o cualquier otra rede social, le está dando a esa cuenta un carácter de medio oficial. Ante esa circunstancia bloquear a cualquier usuario es como negarle acceso a un medio oficial. Es por ello que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que los servidores públicos que difunden sus actividades oficiales a través de sus cuentas en redes sociales no pueden bloquear a los ciudadanos. En algunos casos los servidores públicos bloquean a ciudadanos que consideran incomodos, o que sienten están rebasando el ámbito público e invadiendo su propia intimidad. Son muy comunes las críticas a las actividades realizadas por servidores públicos en cuentas de Twitter, Facebook o Instagram. Vale mencionar que algunos usuarios se pueden convertir en verdaderos acosadores, pero ni hablar, si el servidor difunde sus actividades en esa cuenta, tendrá que aguantar las críticas y el acoso. Por supuesto, el servidor público puede limitar su cuenta a asuntos meramente personales, y ahí habría que preguntarse si la SCJN sancionaría al servidor público por bloquear a quien se meta a ese tipo de cuentas. De momento, todos los servidores públicos que tengan bloqueadas a ciertas personas, van a tener que desbloquearlos.

Pierde registro el PES; ya es definitivo, ni pidiéndole al Papa que interceda se lo van a regresar

El Partido Encuentro Social creyó que colgándose de la popularidad de AMLO no sólo iban a mantener su registro, sino que además obtendrían algunas curules o algunos puestos en el gabinete presidencial. Pero no obtuvieron nada de eso. Perdieron el registro precisamente por el efecto AMLO, y es que la nutrida votación a favor de López Obrador los alejó del porcentaje necesario para mantener su registro. Después de eso, los candidatos de Morena arrasaron gracias al arrastre de Andrés Manuel y al final el presidente no los tomó en cuenta para ninguna Secretaría. Lo único que consiguió el PES fue poner como gobernador a Cuauhtémoc Blanco, un jumento de gobernador muy semejante al de Veracruz. Claro, Cuauhtémoc Blanco tampoco hubiera llegado sin el efecto AMLO, pero Blanco era propuesta del PES. Ahora el PES pierde su registro nacional, y nada ni nadie se los va a devolver. El dirigente nacional de este extinto partido, Hugo Éric Flores, dice que acudirá a instancias internacionales para recuperar el registro que los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le quitaron. La verdad es que el señor puede acudir a cualquier instancia, pero ni pidiéndole al Papa que interceda, logrará que le regresen el registro. Mejor que se vuelva a anotar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.