El trapecismo de Alejandra Rivera

Rivera
Miguel Ángel Yunes Márquez y Alejandra Rivera FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

Tan sólo para 2018, su segundo y último año de gestión como gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares prometió aplicar más de 200 millones de pesos en equipamiento educativo. *** Un año antes, en 2017, cuando la entidad sufrió las consecuencias de los sismos, el mismo gobernador informó que sus colaboradores habían detectado afectaciones en 202 planteles educativos y que habían ordenado se dispusiera de cien millones de pesos para su reparación. Nada de eso sucedió. *** Este jueves el secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García, dio a conocer que hay más de 500 obras de infraestructura educativa que fueron abandonadas por el gobierno de Yunes Linares pero que se presumieron como obras terminadas. Algo parecido al hospital de Tatahuicapan. *** Las obras a las que se refiere el secretario de Educación ya tienen observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y el gobierno ha comenzado a exigir a las constructoras que concluyan los trabajos. *** “Eran 700 obras que tuvieron observaciones e incluso algunas estaban planteadas como terminadas y en realidad estaban inconclusas”, señaló. *** Para colmo, el Instituto Nacional de Infraestructura Educativa (Inifed) sólo contempló para este año 120 millones de pesos para el mejoramiento de 120 escuelas en Veracruz, donde existen más de 22 mil planteles. *** Alguien debe entender que se trata de la seguridad de millones de niños y jóvenes, lo que está en juego.

* * *

Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa que busca que miles de jóvenes puedan capacitarse en el trabajo. El Gobierno de México les otorgará una beca mensual de 3,600 pesos para que se capaciten durante un año. Es la oportunidad para que empresas, instituciones públicas y organizaciones sociales los capaciten para que desarrollen habilidades, aprovechen su talento y comiencen su experiencia laboral”.

Esa es la presentación de este ambicioso programa implementado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De hecho se les conoce como las “peje-becas” o las “becas-AMLO”.

Y es que van dirigidas a jóvenes entre 18 y 29 años de edad, que no estudien y ni trabajen, los conocidos como “ninis”.

Ahí, donde otras administraciones vieron un reflejo de la crisis social y económica del país, Andrés Manuel vio un área de oportunidad: Los “ninis” votan y con seguridad lo harán por quien les regala dinero para mantener esa vida improductiva.

El programa tiene un perfil claramente electorero, y para ejemplo, baste ver el caso Veracruz.

La representante de dicho programa es la joven Alejandra Rivera Arroyo, originaria de la comunidad Orilla del Monte, del municipio de Jalacingo, con una intensa actividad política.

Sólo como referencia, entre el 2015 y 2016 se ostentaba como “coordinadora de enlace legislativo y vinculación ciudadana del Senado de la República Zona Centro” y representaba al entonces senador veracruzano José Yunes Zorrilla.

Al año siguiente cambió el color de su vestimenta, y pasó del rojo al azul, pues participó activamente en la campaña electoral de Miguel Ángel Yunes Linares en su Distrito (Perote) y recibió como premio a su esfuerzo, la Dirección del plantel de Icatver (Instituto de Capacitación para el Trabajo en Veracruz), en el plantel de Perote.

Motivada por la recompensa recibida, con el mismo entuasiasmo trabajó en el 2018 para conseguir que la “monarquía Yunes” se perpetuara con el primogénito, Miguel Ángel Yunes Márquez, con quien la une (dicho por ella) una estrecha amistad.

Pero su vocación de servicio no se vio opacada por la derrota del bisoño candidato panista. Trocó una vez más el tono de su vestimenta, y cambió del azul “rey” al guinda, el color de “los morenos”.

Cuentan quienes la conocen que para conseguir esta hazaña de trapecismo político, la entusiasta joven recurrió a su cercanía con el operador de los programas asistenciales del Gobierno Federal en Veracruz, el cuestionado “superdelegado”, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Desde su nueva plataforma, Alejandra Rivera Arroyo ha consolidado sus vínculos –y compromisos- con el equipo político de Miguel Ángel Yunes Linares. Hace apenas unos días se le vio departiendo en la Ciudad de México con la senadora (extitular de Sedesol Veracruz y señalada por irregularidades en el manejo del programa “Veracruz Empieza Contigo”) Índira Rosales.

Sin duda esta entusiasta servidora pública será un ejemplo palpable para los cientos, miles de “ninis” a los que habrá de estimular mes con mes.

Cuando se quiere, se puede.

¿Congruencia?

¿Lealtad?

¿Qué es eso?

* * *

Epílogo.

Que dice mi mamá que siempre no”. Ese será el principal argumento del Director del Instituto Nacional de Ecología (Inecol), Miguel Rubio Godoy, cuando se acerque al gobierno estatal y le regrese el rancho “El Faunito”, uno de los predios “recuperados” en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, como parte de lo que calificó como “el botín” del gobierno de Javier Duarte. *** Miguel Ángel Yunes firmó un contrato de comodato con el Inecol para que se hiciera cargo de ese rancho, que es reconocido por lo generosa que fue la naturaleza con ese espacio, pero su mantenimiento rebasa las posibilidades del Instituto. *** “Tengo que evaluar si me conviene mantenerlo o no, porque yo firmé un convenio en comodato en el cual me comprometo como institución a mantenerlo como está y a darle un uso y ahorita no le puedo dar un uso porque no tengo recursos y me está costando mantenerlo”, explicó. *** ¿Y si lo venden?. *** Hablar de que el gobierno de Yunes Linares se destacó por su sistemática violación a los derechos humanos, no debería sorprendernos. Así es él. *** El censo realizado por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi) a través del Centro Nacional de Derechos Humanos arrojó que durante el 2017a nivel nacional hubo 4 mil 065 solicitudes de queja en donde la población indígena fue la afectada, y de ese total, un 20.6% ocurrió en el estado de Veracruz, que fue la entidad con más casos registrados. *** Y no sólo eso: Veracruz fue primero en casos de afectaciones contra periodistas, pues de las 320 solicitudes de queja el 9.7% se dieron en esta entidad; En denuncias de población migrante, Veracruz fue el primer lugar, con un 24.2%. *** Ese año las mujeres presentaron cuatro mil 712 solicitudes de queja, y Veracruz concentró el 15.1% de ellas, con lo que ocupó el segundo lugar a nivel nacional. *** En denuncias por personas presuntamente desaparecidas, Veracruz ocupó el tercer lugar a nivel nacional y fue la entidad con más solicitudes recibidas de queja por los organismos de protección de los derechos humanos. *** ¿Qué otra cosa se podría esperar de él?

 

[email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.