Tsunami de nepotismo, el sello de casa en el gobierno de Cuitláhuac García; Ramos Alor tiene a su pareja para que le sirva el café en la oficina

Guadalupe Argüelles Lozano; Roberto Ramos Alor FOTO: WEB

¿De qué más nos iremos a enterar? Lo del primo incómodo era sólo un ave y muchos pensaron que eso no hacía verano. Pero al parecer, en el gobierno de Cuitláhuac García, hay muchas aves, tordos, buitres del nepotismo y esto ya pasó de ser un simple verano. El diputado Pozos colocando al hijo en Finanzas, la secretaría del Trabajo colocando a la hija y demás parentela, y ahora nos enteramos, por medio del portal Plumas Libres, que el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, colocó a infinidad de sobrinos y sobrinas en puestos de relevancia y de riesgo en SSA. Pero eso no es todo, de acuerdo con información de este medio de comunicación, Ramos Alor tiene a su pareja como asistente personal.

¿Dónde está la honestidad de esta Cuarta Transformación? ¿Con qué va a salir ahora el gobernador Cuitláhuac García? ¿Qué les da valor a estos funcionarios para “a lo cara de perro” imponer a sus parientes cercanos en puestos de autoridad? ¿Acaso piensan que, como el gobernador puso a su primo en Finanzas y a su “amigo” en la SEV, ya por eso ellos tienen derecho a hacer lo mismo?

Ante este tsunami de nepotismo, los veracruzanos esperamos que los diputados federales y los senadores de la República hagan pública esta ola de inmoralidad en las dos cámaras. Porque lo inmoral no es tener pareja o no, lo inmoral es poner a la pareja en un puesto de responsabilidad en la dependencia de la que se es titular. Andrés Manuel, ¿no que no iba a haber nepotismo en tu gobierno? ¿Cuándo le vas a echar una mirada a Veracruz?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.