Santiago Tuxtla es la burla de todo México por su horrorosa réplica de una Cabeza Olmeca

La espantosa réplica de una cabeza olmeca en Santiago Tuxtla FOTO: WEB

El problema en Santiago Tuxtla no es que un aficionado a la escultura haya querido hacer la réplica de una Cabeza Olmeca, el problema es que la autoridad le haya dado luz verde para exhibir su réplica horrorosa como símbolo de la ciudad. La réplica, hecha con cemento, es la caricatura de la caricatura de una verdadera cabeza colosal que los olmecas repitieron en diferentes zonas del sur de Veracruz y norte de Tabasco. Hay toda una visión estética en esas cabezas colosales; todas ellas encierran un misterio, aparte de estar elaboradas de una sola pieza, de una sola piedra.

Piedras que por cierto no existen en esas zonas de la selva, por lo que los estudiosos señalan que tuvieron que ser trasladadas de zonas muy lejanas. Estas colosales cabezas han servido de inspiración para poetas como José Carlos Becerra que en su poema La Venta se refiera a ellas: «Pero todo está detenido,/todo está detenido entre el vaho poderoso del pantano/y las cabezas de piedra de los hombres y dioses abandonados./Pero nada está detenido,/todo está pasando entre el vaho poderoso del pantano/y las cabezas de piedra de los hombres y dioses abandonado».

Santiago Tuxtla, gracias a esa réplica esperpéntica, se ha convertido en la burla de todo México y cuando se enteren en otros países, será la burla de todo mundo. ¿A qué imbécil se le ocurre exhibir ese monstruo colosal y ponerlo como símbolo de la cultura madre que fue la olmeca?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.