Por favor: no abusar de Internet. Los trastornos modernos que que afectan a gran parte de la sociedad

Internet
Teléfonos inteligentes FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias

Ciudad de México. Las nuevas tecnologías cambian nuestra forma de interactuar y entretenernos – se abre un mundo de nuevas posibilidades pero, también, posibles nuevos riesgos para nuestra salud. Con el surgimiento de nuevas tecnologías de información y comunicación aparecen nuevas posibilidades de interacción pero también se avecinan nuevos riesgos para la salud. El abuso puede generar adicciones y otros trastornos que pueden afectar especialmente a personas vulnerables.

Existe un extenso listado de trastornos ya documentados y analizados por profesionales que surgen del uso y sobre uso de Internet y otras tecnologías en la vida diaria. Los trastornos varían entre más y menos frecuentes, y también entre los que tienen consecuencias más o menos inhabilitantes para quienes los padecen.

La Nomofobia, por ejemplo, refiere a la ansiedad patológica que quedarnos sin el móvil. El nombre viene del inglés «no mobile phone phobia«, y puede presentarse en diferentes niveles que varían desde la mera incomodidad, pasando por la ansiedad o inquietud hasta la incapacidad de permanecer sin el teléfono cerca. El periódismo no escapa a este fenómeno, e incluso el presentador espaňol de Salvados, Jordi Évole, afirma estar sufriéndola.

Otro que viene ganando adeptos (y no en el buen sentido) es el denominado Efecto Google que sucede cuando el cerebro se acostumbra a no memorizar datos, que pueden ser fácilmente encontrados en la web. Las consecuencias de este adormecimiento son variadas y, si bien puede verse como una evolución en cierto sentido, también puede traer acarreada la pérdida de pensamiento crítico y agilidad mental.

Muchos utilizan Internet para entretenerse y jugar en línea. Para algunos, este hábito se convierte en tortura cuando el ocio se convierte en ludopatía. Este trastorno moderno trata la incontrolable necesidad de jugar en línea, casi de forma compulsiva al punto tal que están abriendo centros de rehabilitación específicos. Según un estudio efectuado en Espaňa, la ludopatía afecta sobre todo a los jóvenes que se encuentran gravemente expuestos a la influencia de la publicidad y las nuevas tecnologías.

El síndrome de la llamada imaginaria parece inocente pero puede resultar algo perturbador. Expertos afirman que es bastante más normal de lo que pensamos sentir sonar o vibrar el móvil aún cuando nadie nos está llamando. Más de una vez te habrás encontrado mirando la pantalla del celular para sorprenderte con que no tienes ni un mensaje ni una perdida. De eso se trata, justamente – el cerebro se acostumbra tanto que genera un impulso o acción asociada al teléfono celular.

La lista sigue, y seguirá creciendo a medida que nuestros hábitos se siguen modificando. Es importante estar alertas y atentos ante nuestro comportamiento y el de quienes nos rodean. Mientras antes detectemos estas patologías más fáciles serán de deshacer.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.