El presidente López Obrador entrega de becas Bienestar para las Familias en Iguala

Iguala
En Iguala Guerrero, el presidente López Obrador Entregó becas de Bienestar FOTO: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
- en Carrusel, Comunicados

Iguala, Gro. Amigas, amigos de Iguala; de pueblos, comunidades, ejidos, de municipios de esta región del estado de Guerrero.

Me da mucho gusto estar aquí con ustedes y celebro la presencia activa, la participación, el entusiasmo, la alegría de los jóvenes, de quienes estudian; quienes están en primaria, secundaria; de manera especial los que están en el nivel medio superior, en las escuelas técnicas, en los colegios de bachilleres, en las prepas.

Se escogió Iguala para iniciar este programa de becas para estudiantes del nivel básico, más de seis millones de becas para estudiantes de primaria, de secundaria, de familias de escasos recursos económicos.

Como aquí lo mencionó Lety Ánimas, que es la coordinadora de este programa, se convocó aquí, en Iguala, para hacerle un homenaje a los jóvenes de Ayotzinapa, a los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa. No sólo con estas acciones de justicia social, sino también con el compromiso de que se tiene que esclarecer lo sucedido.

Tenemos que saber la verdad. Eso es una prioridad del nuevo gobierno: Saber dónde están los jóvenes de Ayotzinapa.

Ya se integró para eso una comisión y se van a dar todas las garantías a quienes ayuden a que entre todos conozcamos la verdad y, sobre todo, que sepamos de los jóvenes, que sepamos dónde están los jóvenes de Ayotzinapa.

Hay desde hace tiempo personas encarceladas. Hay quienes sostienen que están ahí de manera injusta, que ellos no fueron responsables.

Ahora se abre de nuevo la investigación para que todo aquel que quiera ayudar a que se conozca la verdad sobre Ayotzinapa, va a tener protección y va a ser considerado como lo permiten las leyes.

Todo el que ayude a informar sobre esta situación va a tener consideraciones legales y va a tener protección del gobierno, porque nos importa mucho saber la verdad y saber el paradero de los jóvenes de Ayotzinapa. Esto quería dejarlo de manifiesto.

Hay una comisión para atender este asunto, porque ya no queremos, no deseamos que Iguala, que este pueblo tan noble, tan trabajador, de gente buena, de gente honesta esté vinculada con esos hechos horrendos que se dieron en esta región.

Ya queremos que eso se limpie y que iniciemos conociendo la verdad. Una etapa nueva en Iguala, en Guerrero y en todo México, ese es el propósito.

Yo quiero explicarles, sobre todo a los jóvenes, sobre cómo es que se está gobernando, porque es importante que se conozca. No vamos a hacer más de lo mismo, no queremos que nos vean igual que a otros. Somos distintos.

Por eso hablamos de un cambio y de una transformación de verdad, en realidad; no farsa, no demagogia, no simulación. Cambio es cambio y es cambio de régimen.

¿Qué es lo que se está haciendo por mandato del pueblo? Porque el año pasado la gente votó por un verdadero cambio, por una transformación. Y nosotros estamos obedeciendo al pueblo; es mandar obedeciendo.

¿Qué es lo que consideramos fundamental? Lo primero es limpiar a México de corrupción, porque ese es el principal problema de México, la corrupción.

Dicen algunos: ‘No, el principal problema de México es la inseguridad’. Otros dicen: ‘No, el principal problema de México es la falta de oportunidades para la educación. Otros dicen: ‘El principal problema de México es la pobreza’. No, el principal problema de México es la corrupción.

¿Por qué hay pobreza? Por la corrupción.

Por la corrupción hay pobreza, por la corrupción hay inseguridad y hay violencia; por la corrupción se le niega a la mayoría de los mexicanos el derecho a la educación, por la corrupción.

¿Y por qué digo que el principal problema es la corrupción? Porque no es que falte presupuesto, hay presupuesto, que es dinero de todos. El problema era que ese presupuesto se lo robaban, lo que pertenece a todos se quedaba en unas cuantas manos.

Por eso la profunda, monstruosa, desigualdad económica y social. Unos cuantos que lo tienen todo y la mayoría que carece hasta de lo más indispensable.

Por eso ahora es acabar con la corrupción y dar el ejemplo desde arriba. Porque si el presidente es corrupto los gobernadores van a ser corruptos, los presidentes municipales también; si el presidente es honesto, los gobernadores van a ser honestos, lo mismo los presidentes municipales.

¿Quién da el ejemplo? El de más arriba, ¿sí o no?

¿Qué nos habían dicho durante mucho tiempo? Que el problema era abajo. No. En nuestro pueblo hay muchos valores: culturales, morales, espirituales. En nuestro pueblo hay honestidad, esa es la mayor riqueza de México, la honestidad de su pueblo.

El problema es arriba, en las cúpulas del poder, ese es el problema. Por eso México ocupa el lugar 136 en corrupción en el mundo, es uno de los países con más corrupción en el mundo.

Pero no es por el pueblo, es por los malos gobiernos por los que se dedican a robar, a saquear, a sacar beneficios a costa del sufrimiento de la gente.

Por eso, si me dicen: Cuál es el plan del nuevo gobierno, y díganlo rápido, en lo que tarda parado en un solo pie: Acabar con la corrupción. Ese es el plan.

Se acaba la corrupción y se acaba la impunidad.

Y saben que así no sólo vamos a tener fama, prestigio en el mundo, nos van a ver de otra manera. No sólo vamos a estar fortalecidos al interior, moralmente, sino vamos a obtener, vamos a lograr ahorrar mucho dinero si acabamos con la corrupción.

La corrupción hay que acabarla no sólo por razones de índole moral, sino porque es mucho lo que se va por el caño de la corrupción.

Les platico a ustedes aquí. Llevamos poco más de dos meses, les hablo de dos ahorros que hemos logrado en dos meses. Un ahorro tuvo que ver con evitar que les devolvieran impuestos a los de mero arriba, que estaban acostumbrados a no pagar impuestos o cuando pagaban se los devolvían.

¿Quiénes pagan impuestos en México? Todo el pueblo, sobre todo el pueblo raso.

¿Por qué? Porque todo lo que compramos implica pagar un impuesto, si se compra una mercancía ahí va un impuesto. Entonces, todos pagamos impuestos.

Y, desde luego, las clases medias, los trabajadores, los empresarios y los comerciantes. Pero unos cuantos, los de mero arriba, no pagaban impuestos o tenían despachos, tienen despachos de abogados fiscalistas para hacer juicios en el gobierno y pedir la devolución de lo que pagaban de impuesto.

Así encontramos un caso en la Suprema Corte de Justicia, en donde los exdueños de la empresa Modelo estaban pidiendo que se les devolviera lo que es el Impuesto Sobre la Renta, como 35 mil millones de pesos. Y ya un ministro de la Corte había elaborado un proyecto para que se le devolviera ese impuesto a esos exdueños de la Modelo.

Intervenimos y otros ministros de la Corte dijeron: No, es ilegal, es injusto. Y se resolvió no aprobar ese dictamen.

¿Cuánto nos ahorramos? 35 mil millones de pesos.

Ese es un ejemplo. Otro ejemplo. Desde que llegamos estaba hasta contabilizado lo que se robaban de combustible, ¿saben cuánto se robaron de combustible, de gasolinas, de diésel el año pasado? 65 mil millones de pesos, porque en los ductos en los que se transporta la gasolina había tomas clandestinas y sacaban con mangueras combustible, gasolina y llenaban en promedio 800 pipas diarias. Eso es lo que se robaban, 800 pipas diarias.

¿Y a quién le robaban? Al pueblo, porque esa gasolina es un bien público, es lo que forma parte del presupuesto, dinero de todos.

¿Qué hicimos? Dijimos: Se acabó, ya no se va a permitir el huachicol, ni arriba ni abajo. Se acaba el huachicol.

¿Saben a cuánto se bajó el robo? De 800 pipas, todavía no cantamos victoria, porque se arraigó bastante esta práctica ilegal, pero ya no son 800 las que se roban, ahora son 80; es decir, ya se bajó 90 por ciento.

¿Cuánto es en dinero? Si seguimos así, ya no van a ser los 65 mil millones que se robaron el año pasado. Ahora vamos a ahorrar cuando menos 50 mil millones por no permitir el huachicoleo.

Y todo ese dinero, ¿a dónde va, a dónde va a dirigirse todo ese dinero que se ahorre en el combate a la corrupción? Al pueblo, ese es el dinero de las becas para los estudiantes.

¿Sí se entiende por qué hay que acabar con la corrupción? Si se acaba con la corrupción vamos a tener recursos suficientes para sacar a nuestro pueblo de la pobreza. Ese es el plan.

Y se va a acabar con la corrupción, la vamos a erradicar. Se va a desterrar la corrupción del país y se va a desterrar la corrupción y la impunidad. Me canso ganso.

Por eso es que vamos a tener presupuesto. Por eso son las becas.

Miren, ustedes, jóvenes:

Primero, los de estancias infantiles, que son alrededor de 300 mil niños: sus becas, mil 600 pesos cada dos meses

Los que estudian primaria y secundaria, que son seis millones de familias que están ya recibiendo este apoyo, sus becas mil 600 pesos cada dos meses; los que estudian nivel medio superior, como ustedes: prepa, Colegio de Cachilleres, escuelas técnicas, todos, como cuatro millones de estudiantes en todo el país, todos, su beca, mil 600 pesos cada dos meses.

Los que estudian en la universidad de familias de escasos recursos, 300 mil van a recibir una beca de dos mil 400 pesos mensuales.

En total, ¿cuántos van a recibir becas? 13 millones de estudiantes.

Con esto se está impulsando la educación, se está demostrando que la educación no es un privilegio. La educación es un derecho de nuestro pueblo y se va a garantizar a todos.

¿Por qué antes no empezaron así? ¿Por qué decidieron empezar persiguiendo a los maestros, echándole la culpa de todo a los maestros, ofendiendo a los maestros? Nada más porque se los pedían del extranjero con la mal llamada reforma educativa, que por cierto ya se va a cancelar la reforma educativa.

No sólo son las becas. Hoy en la mañana dimos a conocer que todos los adultos mayores van a recibir su pensión, todos. Ya no mil 160 pesos, dos mil 550 y parejo, todo adulto mayor.

Aunque reciba una pensión del Issste o del Seguro, también va a recibir este apoyo adicional. Es universal.

¿Para cuántos adultos mayores?

Más de ocho millones de adultos mayores.

Los abuelitos de ustedes, si en la casa de ustedes hay un abuelito, ese va a recibir, aparte de que ustedes van a tener su beca, él también va a recibir su pensión; y si es una pareja, abuelita, abuelito, son dos pensiones en la casa. No va a quedar un hogar pobre sin recibir un apoyo, una ayuda.

Las personas con discapacidad también su pensión, sobre todo niñas y niños, discapacitados, pensión, igual, dos mil 550 pesos cada dos meses.

Los jóvenes que no están estudiando, que no tienen empleo, van a ser contratados para que trabajen como aprendices en talleres, en comercios, en pequeñas empresas, en el campo, en la ciudad, y se les va a pagar, mientras se están capacitando, tres mil 600 pesos mensuales a todos los jóvenes.

Que no haya un joven sin empleo, que se garantice a los jóvenes el derecho al trabajo y el derecho al estudio.

¿Para cuántos es este Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro? Para dos millones 600 mil jóvenes. Ya este año tenemos autorizado para ese programa 44 mil millones de pesos, para los jóvenes.

De modo que unos estudiando, otros trabajando, pero ya no va a haber ninis, como despectivamente les llamaban a los jóvenes que ni estudian, ni trabajaban, les decían: ninis. Ya eso se termina.

Ahora los jóvenes van a ser atendidos como merecen, por justicia y además para que los jóvenes no caigan en la tentación de tomar el camino de las conductas antisociales. Nunca más darle la espalda a los jóvenes, siempre atender a los jóvenes.

Hay muchos otros programas. En el caso del campo, sean comuneros, ejidatarios, pequeños propietarios, van a recibir su apoyo también. Todo de manera directa con una tarjeta.

Ahora hay un poco de disgusto porque había la mala costumbre de que lo poco que se entregaba a la gente se le daba a las organizaciones; es decir, había intermediarios que el ‘Movimiento Independiente Emiliano Zapata’, que el ‘Movimiento independiente Francisco Villa’, que la ‘Antorcha Mundial’ y no sé cuántas organizaciones y decían: ‘Danos a nosotros el apoyo y nosotros lo vamos a entregar’, no primo hermano ya eso se acabó, ya no va a haber intermediarios, directo.

Va a ser con una tarjeta, cada quien tiene su tarjeta. Ustedes van a tener su beca, su tarjeta y cada dos meses sacan su dinero.

No es que va a llegar el de una organización de jóvenes progresistas de centro-izquierda o jóvenes de la organización Francisco I. Madero y ellos les van a dar el dinero. No, porque ya no se va a manejar nada en efectivo porque si no, no llega o llega con moche. Va a ser su tarjeta y cada quien va a sacar sus recursos.

En el caso del campo igual, directo al ejidatario, al comunero, al pequeño propietario lo que le corresponda, de acuerdo al número de hectáreas que tenga; entre menos superficie tenga, entre menos hectáreas tenga de tierras para sembrar más va a recibir, porque hay que darle más al que tiene menos, esa es la justicia. No puede haber trato igual entre desiguales. Por el bien de todos, primero los pobres.

Y por una petición que nos hizo el ciudadano gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, que se ha portado muy bien, muy bien, requetebién, él nos hizo la petición que se ayudara a los productores de Guerrero con fertilizante, y va a ser el único estado en donde los productores van a recibir fertilizante de manera gratuita en el estado de Guerrero.

Nada más tenemos que buscar que sea fertilizante orgánico, fertilizante que no degrade el suelo para cuidar nuestro medio ambiente, pero se va a entregar el fertilizante.

Mañana vamos a estar en Altamirano y allá vamos a dar comienzo con este nuevo programa.

Va a haber para Guerrero, también, créditos ganaderos a la palabra, que es este programa. Si alguien tiene una parcela y quiere tener dos, tres, cinco, 10 vacas novillonas, se les va a entregar estas reses, estos animales; cinco, 10 vacas novillonas, un semental, un crédito a pagar sin intereses, a tres años, cuatro años, a pagar con las crías, no con dinero, con las crías, Crédito Ganadero a la Palabra.

Y va a haber otro programa, también para los que tienen pequeños talleres, pequeñas empresas, que tienen un taller de artesanía, que tienen una taquería, que se buscan la vida como pueden, que necesitan un crédito, aunque sea pequeño para comprar su mercancía, para comprar sus aparatos o un refrigerador o su herramienta, se va a entregar un crédito de poca cantidad para que alcance a más.

Va a llegar este programa a un millón de personas, cada uno va a tener derecho, en promedio, a seis mil pesos de crédito, sin intereses. Se le va a entregar sin burocracia, sin trámite, así, rápido, los seis mil pesos. Pasa un mes, no paga nada, dos meses, tres meses, al cuarto mes empieza a abonar 500 pesos mensuales. Termina de pagar los seis mil y en automático 10 mil. Termina de pagar los 10 mil y en automático 15 mil. Termina de pagar los 15 mil y en automático 20 mil. Se va a llamar este programa, ya se llama Tandas para el Bienestar de la gente.

Así vamos a reactivar la economía popular, la economía familiar. Todo esto va a significar el programa de bbienestar del nuevo gobierno de la República, no es nada más el programa del gobierno federal o del presidente; es el programa de gobierno de la República, de todos; es de los gobiernos municipales, del gobierno del estado de Guerreo y del gobierno federal y, sobre todo, el gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo ese es el cambio, esa es la transformación.

Les digo también hay muchas demandas, ya pueden ustedes imaginar si se abandonó al pueblo, pues hay muchas peticiones, muchas demandas. Todas las vamos a atender poco a poco.

Sí les puedo decir que a lo mejor va a tardar la justicia, pero va a llegar. La justicia tarda, pero llega cuando hay voluntad de transformación, cuando hay voluntad de cambio.

Digo esto porque hay muchos trabajadores del sector salud que están contratados desde hace años por honorarios, que son eventuales, porque está desatendido por completo el sector salud.

Vamos a mejorar el Sector Salud, se va a garantizar el derecho del pueblo a la salud como lo establece la Constitución y vamos a ir basificando a los trabajadores de la salud poco a poco. No se puede hacer de la noche a la mañana, pero vamos a tardar seis años en el gobierno y se va a regularizar la situación de los trabajadores de la salud, como también se va a regularizar la situación de los trabajadores de la educación, y va haber justicia social, justicia laboral.

Vamos, entre todos, a llevar a cabo este cambio, esta transformación, sobre todo con los jóvenes.

Saben qué decía un presidente que yo admiro mucho, porque son de esos hombres que nunca mueren o que cierran los ojos y se quedan velando; un gran presidente que fue víctima de un golpe de Estado, Salvador Allende, presidente de Chile, que fue un ejemplo para muchos de nosotros.

Yo estudiaba cuando dieron ese golpe de Estado, en el primer año de la Facultad de Ciencia Política y me marcó ese acto arbitrario, autoritario.

Por eso yo no acepto las dictaduras, las imposiciones. Por eso quiero que en México y en todos los pueblos del mundo haya democracia y haya justicia.

¿Saben qué decía Salvador Allende? Decía: ‘Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción’.

Por eso yo dijo: ¡Que vivan los jóvenes de la transformación de México!

Y así termino, diciéndoles: Ustedes van a recibir la estafeta, ustedes son el relevo generacional. Nosotros les vamos a dejar avanzado ya el trabajo y ustedes se van a encargar de que no haya retrocesos, ya no dar para atrás, todo hacia adelante. Nada de retrogradar como quieren los conservadores. Este movimiento ya inició y va a continuar cambiando, modificando los estilos de gobierno autoritarios, los estilos de gobierno corrupto, para que siempre haya dignidad, justicia, felicidad, en nuestro pueblo.

¡Que vivan los jóvenes!

¡Que vivan los estudiantes!

¡Que viva Iguala!

¡Que vivan los 43!

¡Que viva Guerrero!

¡Viva México!

¡Viva México!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.