Irá AMLO a Córdoba. ¿Y de qué sirve, si Cuitláhuac seguirá desgobernando Veracruz?; ese día el Cuic tendrá orgasmos políticos a más no poder

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez y Andrés Manuel López Obrador FOTO: CRÓNICA DE XALAPA

Vino López Obrador a Xalapa, el primer estado que visitó después de asumir el cargo de presidente de la República. Aquí inició la Cuarta Transformación, presumieron los morenistas. Pero, ¿en verdad inició aquí la Cuarta Transformación? Dos meses después, el gobernador de Veracruz no sabe qué hacer, no sabe para dónde jalar y cree que sólo cortando listones para habilitar calles reencarpetadas es más que suficiente.

Es tal como señala el periodista Mussio Cárdenas: «Una cosa es el “sabadaba”, la salsa, la caguama, el borlote magisterial, el relax y el destrampe, la estadía en los años mozos, la juventud salvaje, y otra gobernar un estado tan complejo como Veracruz». Cuitláhuac García ahora vive con el ansia de que llegue el presidente Andrés Manuel López Obrador para que su popularidad repunte. Pero va a llegar AMLO a Córdoba y todos los veracruzanos nos vamos a dar cuenta de la distancia abismal que hay entre un estadista como el presidente, y un funcionario chabacano como el gobernador.

Ese día Cuitláhuac García, junto al presidente de México, tendrá orgasmos políticos de placer, pero cuando AMLO parta, los veracruzanos seguiremos teniendo al rey del “sabadaba” en Palacio, es decir, seguiremos padeciendo las tonterías del gobernador y las bravuconerías de su “sancho panza”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.