Libros a 10 pesos, ¿esa es la solución?; el que no lee ni regalados. Borges decía que «leer es una forma de felicidad»

Libros a 10 pesos, la estrategia del Gobierno Federal para fomentar la lectura a los mexicanos FOTO: WEB

Cualquier esfuerzo que se haga por fomentar la lectura en los niños y jóvenes es loable, aplaudible y debe ser apoyada. Vale mencionar que el portal Libertad bajo Palabra surge a partir de un programa de fomento a la lectura que inició con menores infractores, pasó varios años con internos en los Ceresos de Veracruz y sigue trabajando con adultos mayores. De cierto conocemos el tema y de entrada entendemos que el fomento a la lectura se tiene que ver como una labor íntima, cercana y generosa.

El fomento a la lectura nace de la empatía, del deseo de obsequiar a alguien algo que nos causó cierto disfrute con la intención de que esa persona lo disfrute de la misma manera. Hemos escuchado que la Estrategia Nacional de Lectura que instituyó Andrés Manuel López Obrador en Mocorito, Sinaloa, tiene, entre otros objetivos, hacer asequibles los libros a las personas; incluso se habla de bajar su costo y darlos en 10 pesos. ¿Es esa la solución? ¿Bajar los costos de los libros o hasta regalarlos?

En un país donde no existe el hábito de la lectura regalar libros es como echarlos a la hoguera. Lo repetimos, una verdadera campaña de fomento a la lectura empieza por los promotores de la lectura. Borges decía que leer es una forma de felicidad. Si a los promotores de lectura el libro no les ha brindado felicidad, entonces ellos no pueden transmitir la felicidad que se puede encontrar en los libros.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.