La nueva victoria de Winckler

Winckler
Jorge Winckler Ortiz FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido el triunfo.” – Miguel de Cervantes.

Pues parece que las autoridades estatales de la Cuarta Transformación nuevamente recibieron un revés en su guerra contra el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

Ahora el golpe vino del mismo Consejo de la Judicatura Federal quien concedió un amparo definitivo a la intentona de remoción que desde el Poder Ejecutivo se desarrolló a través de sus operadores políticos.

Y es que se ha podido confirmar que el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito declaró infundado el recurso de queja interpuesto por la Directora General Jurídica de la Secretaría de Gobierno, en representación del Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez.

De esta manera el juzgado primero de distrito concedió la suspensión definitiva mientras se desarrolla el juicio de amparo, la sentencia se alcanzó por unanimidad de votos de los magistrados presidente Anastacio Martínez García, Roberto Castillo Garrido y Víctor Hugo Mendoza Sánchez.

La impericia demostrada, sumada a la absurda guerra contra poderes con tal de gobernar a comodidad dejó mal parados a quienes abrieron la guerra sin cuartel que no ha cesado en los poco más de 53 días de administración.

Se sabe que el pasado fin de semana en Palacio de Gobierno el mismo titular de Ejecutivo junto a su responsable de la política interior operaba un nuevo frente contra el mismo Fiscal General.

Es así como la única salida que le ha quedado al Gobierno Estatal será el emplear la vía del juicio político, el cual habrá de dejar muy mal parado al Congreso y al propio mandatario estatal en caso de concretarlo.

Cabe recordar que el mismo titular del Ejecutivo habría hecho públicas sus diferencias con el fiscal Winckler y en su momento con el presidente magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Edél Álvarez Peña, a quién por cierto desairó tras invitarle a una comida con todos los magistrados integrantes del Poder Judicial en diciembre pasado.

Se ha logrado saber por boca del mismo gobernador Cuitláhuac García Jiménez que actualmente mantiene una relación de respeto y de trabajo con el magistrado presidente Álvarez Peña con quien se comunica vía correspondencia epistolar.

Al parecer la única salida que quedará en su intento de remover al fiscal será la de hacer efectivos los dos juicios políticos interpuestos ante el Congreso.

Ambas acciones se encuentran bajo el análisis de la Comisión Instructora del Poder Legislativo Local, misma que citó al fiscal para su audiencia de pruebas y alegatos los días 23 y 24 de enero.

De hacer procedentes los juicios políticos la ola de señalamientos a nivel nacional será de pronóstico reservado, pues confirmará algo que se ha comenzado a demostrar con los integrantes de la Cuarta Transformación, y es que, si no consigo lo que quiero por la buena, lo hago por la mala e incluso arrebatando, sin importar condición, algo que contraviene toda esa moral de la que se ufanan.

El momento de gobernar a comodidad parece que en Veracruz abran de adecuarse a los verdaderos cambios dictados por la democracia, eso de querer tener una Fiscalía a modo para castigar a los enemigos políticos sería cosa del pasado, a menos que se imponga la máxima Lópezobradorista del “me canso ganso”.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.