A Eric Cisneros, el negocio de Chinameca se le hizo humo

Cisneros
Éric Patrocinio acudió a Chinameca para dialogar con los pobladores. El señor esperaba que lo recibieran con bombos y platillos, pero al darse cuenta de quién era, los vecinos no dejaron que se bajara de la camioneta que lo transportaba y lo regresaron con gritos de «¡A ti no te queremos! ¡Tú fuiste el que armó este relajo!» FOTO: ESPECIAL
- en Opinión

José Ortiz Medina / El Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, alias “Bola de Humo”, comete muchos errores por algo muy elemental: es demasiado protagónico. Ser ajonjolí de todos los moles tiene sus riesgos. Lo mismo declara sobre temas de seguridad pública, que de tópicos del medio ambiente, salud, educación, etcétera. Se cree el Vicegobernador, y vaya que muchos creían que ese título era para el súper delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Una muestra de lo anterior fue que la semana pasada, “Bola de Humo” (así le dicen a él y a su papá en su natal Otatitlán) tuvo la ocurrencia de confirmar a través de su cuenta de Facebook que el relleno sanitario de los municipios del sur se construiría en el municipio de Chinameca.

A partir de ese día, los pobladores de Chinameca se volcaron en protestas. El movimiento popular iba “in crescendo”, por lo que este miércoles tuvo que ir el gobernador a apagar ese incendio, o sea, no sólo fue a hacer la chamba que le correspondía a Eric Patrocinio, sino que el mandatario estatal fue a sofocar la conflagración que el mismo titular de la Segob provocó. Hágannos el re-cabrón favor. Cuitláhuac tiene un secretario de Gobierno que en lugar de solucionarle problemas, se los genera. Con esos enemigos, para qué quiere García Jiménez enemigos.

Por supuesto que este miércoles al acudir a Chinameca, Cuitláhuac salió con el rollo de que hay que mandar obedeciendo al pueblo. Poco faltó para que saliera con la mamada fernandolagunista de que cuando el pueblo dice que es de noche –aunque sea de día- hay que comenzar a encender las farolas.

¡Pamplinas! El “Cui” fue a enmendarle la plana a su torpe Secretario de Gobierno. Quien no lo quiera ver así, pues sus motivo$ tendrá.

Por cierto, este miércoles cuando Cisneros Burgos quiso entrar con su camionetota hasta Palacio Municipal de Chinameca, los pobladores se lo impidieron. Lo bajaron de su vehículo climatizado y lo obligaron a transportarse en la batea de otra unidad. Al identificarlo, los habitantes dijeron: “a este pinche pelón no lo queremos,  pues es el que armó todo este desmadre”.

Y efectivamente, este pelón pelonete cabeza de cuete fue el que armó todo ese desmadre cuando el pasado 4 de enero subió a Facebook una foto en la que aparece acompañado del dueño del terreno en donde se iba a construir el relleno sanitario en Chinameca, Enrique Quintanilla, hermano de Arturo, quien a su vez es Compadre nada más y nada menos que de Rocío Nahle, Secretaria de Energía. En ese “post”, claramente Eric “El oscuro” (por aquello de sus negras intenciones) daba como un hecho de que esa obra se iba a realizar en el multicitado municipio.

“Esta mañana recorrí, en representación del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, el predio en el que se construye el relleno sanitario para los municipios de la región sur del estado.

El moderno sitio de confinamiento de los desechos que se generan a diario operará en Chinameca con altos estándares de calidad y sin contaminar el medio ambiente”, publicó en su página de Facebook.

Cisneros Burgos agregó en esa ocasión que el compromiso de la administración estatal es que no haya más tiraderos de basura a cielo abierto.

“¡Nunca más un tiradero de basura a cielo abierto!, ese es el compromiso del gobierno estatal. #VeracruzMeLlenaDeOrgullo”, añadió.

No olvidemos que Eric Patrocinio Cisneros Burgos llegó a la Secretaría de Gobierno por recomendación de Rocío Nahle, en acuerdo de altísimo nivel con Andrés Manuel López Obrador.

Bien dicen que no hagas cosas buenas que parezcan malas, y aquí pareciera que se estaba cocinando un mega negocio con el ahora frustrado relleno sanitario de Chinameca. Un olor nauseabundo despedía este proyecto, y no era precisamente la asquerosa fragancia de la basura que pretendían confinar en el relleno sanitario; más bien era el pestilente aroma de la corrupción, esa que AMLO tanto prometió combatir.

¿A Cuitláhuac también le iban a “salpicar” de ese jugoso “bisne” o se la estaba pasando de humo “El bola de humo”?

Ya se sabrá…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.