El “chayopremio”, ocurrencia de Ivancito Luna; sacado del manual de “Cómo callar a los pinches medios”

Cuitláhuac
Xalapa, Ver. Periodistas con Cuitláhuac García FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER

Se empieza a levantar un clamor en los cafés y las plazas públicas: «Estábamos mejor, cuando estábamos peor», y es que los desatinos del gobierno de Veracruz reflejan mucho de la personalidad de cada funcionario. Esto viene al caso por la ingenuidad mostrada por Cuitláhuac García Jiménez, quien pretendió vender vidrios de botella verde a los periodistas veracruzanos en lugar de esmeraldas. Y es que el encargado de Comunicación Social creyó que le funcionó su cerebro unos diez minutos cuando le llegó una brillante idea. De inmediato se la compartió al Ejecutivo estatal. Imagine usted la siguiente y profunda conversación:

Iván Luna: «Jefecito, que le parece si disfrazamos un “chayote” y le ponemos Premio Regina Martínez, y de esa manera aplacamos a esos “pinches medios…»

Gobernador: «Me late, va…»

De verdad, que resultan preocupantes los pocos días de gobierno de García Jiménez, los trompicones de su gabinete de bajo perfil son constantes y sus funcionarios, pues nomás no están funcionando como se esperaba.

Cheque usted a donde mire hay desaciertos; en Comunicación Social, Protección Civil, en la SEV, en la Secretaría de Salud, vaya hasta, en la misma Secretaría de Gobierno donde despacha el terrible Cisneros, quien en su afán por tumbar a Winckler no se da tiempo para apagar los fuegos del gobierno y cuando piensa que los apaga con agua, lo que arroja es más gasolina. No sería mala idea olvidarse de los “sabadabas” y ponerse las pilas para hacer funcionar la maquinaria de este gobierno.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.